Actualidad de Israel y Comunidades Judías del mundo, ofreciendo información y artículos exentos de tendencias negativas hacia Israel.
Ads

27/12/2005

Jacobo Israel, presidente de la Federación de Comunidades Judías de España: “No creo que debiera haberse limitado la emigración musulmana a España pero sí haberse favorecido la latinoamericana”

 

{lang: 'es-419'}

El presidente de la Federación de Comunidades Judías de España, Jacobo Israel, ha afirmado que, desde su organización, se ha transmitido a las autoridades españolas la “preocupación” de la comunidad judía española por “la amenaza del islamismo radical”.

“Existe un sentimiento de temor colectivo (en la comunidad judía) y, por ello, hemos pedido a las autoridades españolas protección para nuestros colegios y para nuestros centros institucionales, y nosotros mismos hemos reforzado la seguridad de nuestros edificios en un enorme esfuerzo de inversión sobre seguridad que debería haber sido dirigido hacia el desarrollo cultural o educativo”.
El presidente de la Federación de Comunidades Judías de España asegura ser un hombre esperanzado en que “los radicales (islámicos) no ganen la partida”, aunque sí predice que “vamos a pasar unos años muy difíciles”. En este sentido, Jacobo Israel asegura que “igual que los nazis preconizaban un renacimiento cultural ario a partir de unas teorías de exterminio de todo lo demás, los duros (del Islam) preconizan un renacimiento del Islam a través de la ‘yihad’, y, por ello, yo creo que sí se parecen”. Sin embargo, por el momento, “la comunidad judía (española) no tiene una opinión única sobre la existencia de una fuerte comunidad islámica en España. Lo pueden ver como una posición de peligro si deriva hacia posición antisemita, lo que, de momento, no ha sucedido en España. Pero sí existe un temor a que el antisemitismo avance en el Islam”.

Dudas sobre la representatividad de los representantes musulmanes ante el estado español

Jacobo Israel, para quien “los judíos somos un objetivo del islamismo radical como sucedió en Estambul o Casablanca”, afirma estar seguro de que los representantes musulmanes que participan en el diálogo institucional con las autoridades españolas “sí están contra el islamismo radical”, pero añade de forma inmediata: “Lo que no sé es qué representatividad tienen. No sé qué fuerza tienen ante las bases. Tampoco no todos tienen la misma voluntad y hay elementos que salen fuera de su control”.

Preguntado por las operaciones policiales sobre mezquitas y oratorios donde se lanzan mensajes radicales de odio antioccidental, Israel asegura que “el estado tiene el derecho y el deber de proteger a la sociedad, y que las mezquitas no sean un lugar de adoctrinamiento político. El que la mezquita se pueda utilizar como un instrumento político en base a una lengua desconocida por la mayoría de la población es una deriva muy negativa”.

Mito de Al Andalus, peligroso con un volumen de población musulmana como la francesa

Para el presidente de la Federación de Comunidades Judías españolas existe una gran diferencia entre los mitos de Al Andalus y de Seferad provenientes de la España musulmana. “El mito de Al Andalus es un mito de dominio. No así el mito de Sefarad, que es el mito de una existencia cultural. Pero nunca los judíos dominaron una ciudad, ninguna nación, ninguna parte del territorio español. Puede haber entre muchos islámicos ese deseo de recuperar el mito de Al Andalus y también mucho temor entre los no islámicos a que ese sentimiento exista”.

“Hoy por hoy no creo que exista riesgo (de una fijación de los musulmanes españoles con el mito de Al Andalus), con el volumen reducido que tiene hoy la comunidad islámica en España. Pero es evidente que, si dentro de unos
años tenemos una minoría con el volumen que pueda tener la francesa sobre un terreno que, además, ha sido islámico, pueden ocurrir otros fenómenos”, añade Israel.

En este sentido, el líder de las comunidades judías señala su convicción de que “España tenía que haber desarrollado más todos los elementos que la unían con Latinoamérica, con la que la emigración es más sencilla. Habría sido lógico dar facilidades a la emigración latinoamericana para su entrada en España de forma que sea una emigración fácil de integrar en una o dos generaciones”.

Gobierno socialista, positivo para el diálogo con las minorías religiosas

“El recelo hacia los musulmanes viene de distinto lugar del que se tenía hacia los judíos”, añade Jacobo Israel. “El recelo hacia los musulmanes viene de la propia historia, del hecho de que muchos países fueron invadidos por el Islam. Y el recelo también procede muy especialmente del mundo ‘yihadista’ actual. Sin la ‘yihad’, los islámicos no serían peor vistos que cualquier otra religión o que otras comunidades de emigrantes en Europa. Hay un temor histórico hacia los musulmanes que están en el inconsciente de la gente por la propia historia”.

Preguntado por las relaciones con el actual gobierno socialista de España, Israel ve positiva la relación de “dotar de contenido” al acuerdo firmado con protestantes, musulmanes y los propios judíos en 1992 pero “al que nunca se dotó de contenido, y el gobierno socialista ha iniciado un proceso para, por lo menos, dotar de contenido a esos acuerdos”.

Aunque los representantes judíos han “protestado porque la parte que ha correspondido a los judíos en la Fundación Pluralismo y Convivencia (creada a partir de la reactivación de los acuerdos de 1992) es mucho menor que la que ha correspondido a musulmanes y protestantes”, Israel minimiza los problemas y asegura que “eso también forma parte de la evaluación de unos y de otros”. Y concluye: “Yo lo que espero que si un día vuelve el Partido Popular al poder dentro de la razonable alternancia democrática, se mantenga el consenso de normalidad con las minorías relgiosas”. [Nuevo Digital]

{lang: 'es-419'}

Suscribirse Gratis al Newsletter de Noti-Israel

Metadatos

Fecha de la nota
27/12/2005

Etiquetas de la nota



Comments are closed.