Actualidad de Israel y Comunidades Judías del mundo, ofreciendo información y artículos exentos de tendencias negativas hacia Israel.
Ads

25/04/2006

Israelíes se llevan huesos familiares Marruecos para enterrarlos

 


Warning: Use of undefined constant addtofacebook - assumed 'addtofacebook' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /homepages/12/d93492271/htdocs/noti/enlinea/wp-content/themes/Hamasaki/single.php on line 25

{lang: 'es-419'}

Los restos mortales de judíos marroquíes son trasladados de cementerios en Marruecos a Israel incluso décadas después de haber muerto, informa el diario israelí ‘Haaretz’.

Este es el caso de Rivka y David Ben Shabat, cuyos huesos fueron llevados a Israel décadas después de morir y de haber sido enterrados en un cementerio de Casablanca.

Su nieto, Zvika Ben Shabat, de 49 años, decidió efectuar el traslado al parecer para cumplir los deseos de su difunto padre, Abraham Ben, muerto hace trece meses de diabetes cuando tenía 72 años.

Un mes después de la muerte de su padre, Zvika enterró los restos mortales de sus abuelos -que nunca había conocido dado que murieron cuando su padre tenía solo 10 años- al lado de los de su padre en el cementerio de Givat Zion, en la ciudad de Asheklón.

Según Zvika, el sueño de su padre desde que emigró a Israel era traerse los restos mortales de sus progenitores.

El diario informa de que éste no es un caso aislado y que en los últimos años cada vez más israelíes de origen marroquí trasladan los huesos de su parientes para enterrarlos definitivamente en Israel, un proceso que puede costar al menos 15.000 dólares con los permisos necesarios y al menos 5.000 clandestinamente en una maleta.

En el caso del cementerio de Ashkelón se han enterrado recientemente los restos de al menos diez judíos marroquíes.

Al parecer existen israelíes y marroquíes que por una cantidad de dinero obtienen los permisos para reabrir las sepulturas y enviarlas a Israel.

Las tumbas son abiertas en la presencia de un oficial de la policía local, un rabino y un representante del Ministerio de Interior marroquí.

El rabino es el único que llega a tocar los huesos de los difuntos, en una ceremonia en la que se leen salmos y se pide perdón a los muertos.

La comunidad judía de Marruecos disminuye año tras año y, a pesar de que contaba con cientos de miles de miembros, esa cifra hoy es de unos 2.500, indica el diario israelí.

Ben Shabat dice que las autoridades marroquíes están interesadas en el traslado debido a que quieren construir parte de una carretera por donde se encuentra el cementerio. [Terra.es]

{lang: 'es-419'}

Suscribirse Gratis al Newsletter de Noti-Israel

Metadatos

Fecha de la nota
25/04/2006

Etiquetas de la nota



Comments are closed.