Actualidad de Israel y Comunidades Judías del mundo, ofreciendo información y artículos exentos de tendencias negativas hacia Israel.
Ads

22/01/2007

Olmert ante una fuerte presión

 


Warning: Use of undefined constant addtofacebook - assumed 'addtofacebook' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /homepages/12/d93492271/htdocs/noti/enlinea/wp-content/themes/Hamasaki/single.php on line 25

{lang: 'es-419'}

Quizás sea prematuro vaticinarlo, pero la dimisión del Comandante en Jefe del Ejército israelí, Dan Jalutz, podría haber echado a andar el proceso que llevaría también a la renuncia del propio Primer Ministro Ehud Olmert. De fondo, un marco común: la convicción de la opinión pública israelí -evidente ya antes de que se investigara el tema- de que la guerra contra Hezbollá estuvo mal manejada y de que la responsabilidad fue compartida por militares y políticos. Una encuesta indica que la mayoría de los ciudadanos pide la renuncia de Olmert y Peretz.

Hay un antecedente histórico concreto. Al finalizar la guerra de Iom Kipur, en octubre de 1973, la Comisión Agranat investigó lo que se llamó “la falla”, una mala evaluación de la situación por la cual Egipto y Siria lograron en ese momento tomar por sorpresa a Israel.

La comisión cargó con las culpas únicamente a la cúpula militar y el entonces Comandante en Jefe, David (Dado) Elezar, dimitió.

Pero, meses después, y por las crecientes presiones públicas, también la entonces Primera Ministra, Golda Meir, y su Ministro de Defensa, Moshé Dayan, tuvieron que renunciar.

Aunque en este caso la renuncia fue por iniciativa y decisión del propio Jalutz, la analogía es clara.

Hay quienes consideran que con los políticos la situación debe ser otra y que, dado que ellos han sido elegidos por el voto, por lo menos hay que esperar a que la comisión oficial de investigación, encabezada por el juez Winograd, finalice su trabajo y presente sus conclusiones.

“No hay que colgarlos en la plaza del pueblo”, dijo el General (r) Avigdor Ben-Gal, que fue miembro del Estado Mayor durante la primera guerra en el Líbano, en 1982.

Otros consideran que el pueblo presionará de forma tal que Olmert, simplemente, no tendrá más remedio que irse.

Jalutz no se considera culpable de lo sucedido durante la guerra, pero comprende el significado de la responsabilidad de quien está en la cúspide de la pirámide. Él, que condujo las Fuerzas de Defensa de Israel durante la guerra, llegó a sus propias conclusiones y dimitió, antes que la comisión encabezada por el juez Winograd publicara sus conclusiones.

Dicha comisión presentará recién el mes próximo sus resultados preliminares.

Pocas veces un Comandante en Jefe fue tan criticado como Jalutz, que fue atacado no sólo por la guerra. Se lo consideró arrogante, con sus anteojos oscuros y sonrisa cínica, sarcástica a menudo. Parecía siempre desafiante. El hecho de que hubiera venido de la fuerza aérea -fue el único jefe del Ejército que no vino de los “verdes”- también hacía pensar que quizás se sentía superior.

Las organizaciones defensoras de los derechos humanos y los partidos de izquierda no le perdonan haber dicho que “dormía tranquilo”, cuando se refirió al ataque en el que la fuerza aérea lanzó una bomba de una tonelada sobre un edificio de Gaza para matar a Salah Shehade, jefe del brazo armado de Hamas, responsable de numerosos atentados contra civiles israelíes. El problema es que, en ese ataque, murieron también 15 civiles y el comentario de Jalutz sonó entre fuera de lugar e insensible.

Pero desde la guerra en el Líbano, que tanta polémica despertó en Israel, lo más notorio fue que no puso punto final a las críticas, renunciado rápidamente, sino que consideró que primero debía hacerse cargo de las investigaciones.

“Jalutz hizo una revisión e investigación de las fuerzas de defensa de Israel a un grado que jamás antes se había hecho”, dijo Uri Dromi, del Instituto Israelí de Democracia. “Llegó a puntos que nunca antes habían sido tocados, revolvió todo y sentó nuevas bases para seguir adelante como es debido. Recién cuando sintió que había cumplido con ese trabajo, renunció.”

La mayoría de los israelíes quiere que Olmert y Peretz renuncien a sus puestos según una encuesta

El 85% quiere que el Ministro de Defensa Amir Peretz renuncie, mientras un 69% espera lo mismo del Primer Ministro Olmert.

La misma encuesta indicó que un 73% de los israelíes cree que la renuncia de Jalutz fue una decisión correcta. Además, un 63 % quiere que se adelanten las elecciones.

[Jerusalem Post – La Nación]

{lang: 'es-419'}

Suscribirse Gratis al Newsletter de Noti-Israel

Metadatos

Fecha de la nota
22/01/2007

Etiquetas de la nota



Comments are closed.