Actualidad de Israel y Comunidades Judías del mundo, ofreciendo información y artículos exentos de tendencias negativas hacia Israel.
Ads

22/07/2007

Sudaneses huyen a Israel

 


Warning: Use of undefined constant addtofacebook - assumed 'addtofacebook' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /homepages/12/d93492271/htdocs/noti/enlinea/wp-content/themes/Hamasaki/single.php on line 25

{lang: 'es-419'}

El repentino flujo de centenares de refugiados sudaneses que, desde Egipto, cruzan ilegalmente la frontera ha creado una situación embarazosa para el gobierno israelí. Pese a la simpatía que despiertan, para la población israelí los refugiados sudaneses son simplemente musulmanes provenientes de un país enemigo. “No podemos dejarlos abandonados a su suerte, pues piden nuestra ayuda,” dice Avner Shalev, Director de Iad Vashem, el monumento israelí conmemorativo del Holocausto. Como si fuese la conciencia de su pueblo, Avner Shalev compara, en una misiva al Primer Ministro Ehud Olmert, la situación de los refugiados sudaneses con la de los judíos en vísperas de la Segunda Guerra Mundial.

El pasado diciembre se inició un dramático aumento del flujo de refugiados sudaneses, provenientes de Darfur, los cuales, frecuentemente con ayuda de beduinos, cruzan ilegalmente la frontera desde el Sinaí egipcio. En la zona fronteriza, casi a diario, el ejército israelí intercepta miles de refugiados. Si bien en el pasado se trataba ante todo de hombres jóvenes, recientemente entre los refugiados figuran también cada vez más mujeres y niños.

Desde los años 80, Egipto acoge a grandes cantidades de sudaneses, inicialmente provenientes del sur, pero en los últimos tiempos también de la provincia de Darfur. Pese que están habituados a vivir bajo difíciles circunstancias, difícilmente logran sobrevivir en Egipto, donde apenas tienen derechos y, sobre todo en los últimos tiempos, mantienen difíciles relaciones con las autoridades. En diciembre del 2005, cerca de 30 personas perdieron la vida durante las operaciones de desalojo de un campamento de acogida de refugiados sudaneses.

Su situación en Israel, sin embargo, no es nada mejor, pues, aunque las autoridades no los envían de vuelta a su país, tampoco los considera oficialmente como refugiados, ya que Sudán, país que no reconoce al estado israelí, es para Israel una nación enemiga. En consecuencia, la mayoría de los refugiados sudaneses están condenados a una vida incierta en centros de detención o en kibutzim. Otros residen ilegalmente en ciudades como Eilat, un importante centro vacacional.

El flujo de refugiados sudaneses coloca a Israel ante un dilema de orden moral. A pesar de, como víctimas de una campaña de limpieza étnica, gozar de la simpatía y comprensión, ahora que se ven obligados a refugiarse, en Israel se les considera ante todo como musulmanes y posibles inflitrantes.

Algunas organizaciones judías defensoras de los derechos humanos brindan ayuda a los refugiados sudaneses, y consideran que los judíos, víctimas del genocidio del Holocausto, tienen el deber moral de ayudar a estos sudaneses. “Los judíos”, sostiene Eitan Scwhartz, portavoz del Comité de Apoyo a Refugiados de Darfur, “sabemos mejor que nadie lo que significa pertenecer a un pueblo al que nadie quiere brindar acogida. Por tanto, es nuestro deber moral e histórico, acogerlos, aunque provengan de un país enemigo”.

A pesar de ello, las autoridades israelíes no están propensas a acoger multitudes de refugiados, en parte alegando razones de seguridad, en parte por temor a que esto atraiga aún más refugiados africanos. “No somos la tierra prometida para refugiados africanos,” sostiene Miri Eisin, portavoz del Primer Ministro israelí, Ehud Olmert.

Por su parte, Naciones Unidas conjuntamente con Israel intenta hallar una solución a esta situación, por ejemplo, mediante un tercer país que esté dispuesto a acoger a los sudaneses. Se piensa en primera instancia en un país africano que no constituya un riesgo. Pero, en realidad, Israel preferiría enviar a los sudaneses de vuelta a Egipto. El mes pasado, Ehud Olmert anunció que acogería a algunos de los refugiados de Darfur, pero devolvería a Egipto a los indocumentados africanos. A su turno, Egipto ha prometido que no los enviará a Sudán, pero las organizaciones israelíes defensoras de los derechos humanos no están tan seguras de que, a largo plazo, las autoridades egipcias cumplan con lo prometido.

En Sudán, los refugiados son considerados como traidores, y, en Jartum, el Gobierno ya anunciado que todo refugiado que regrese al país será castigado severamente.

[Radio Nederland]

{lang: 'es-419'}

Suscribirse Gratis al Newsletter de Noti-Israel

Metadatos

Fecha de la nota
22/07/2007

Etiquetas de la nota



Comentarios para “Sudaneses huyen a Israel”


  1. Pablo Rozentzwaig expresa que:

    Ojo con este problema, no creo en gente que se pueden hacer pasar por refugiados y luego ser la soga del cuello del que le dio abrigo, no es que sea desconfiado, perono me dejan otra opcion de pensar, pues cada dia vemos a los Musulmanes matandose los unos a los otros, entonces no podemos confiar, que nos digan desconfiados por regresarlos hacia atras, pero que no se nos cree un nuevo problema, sobre todo en el futuro, CUIDADO…..