Actualidad de Israel y Comunidades Judías del mundo, ofreciendo información y artículos exentos de tendencias negativas hacia Israel.
Ads

27/08/2007

Un ministro israelí quiere prohibir crematorio porque revive la “Solución Final” y es contrario a la ley judía

 

{lang: 'es-419'}

El Ministro israelí de Asuntos Religiosos, el ultraortodoxo Isaac Cohen, abogó por ilegalizar la funeraria que gestiona el único crematorio de Israel porque, en su opinión, recuerda a la “Solución Final”, el plan ideado por los nazis para exterminar a los judíos. “Debo detener a quienes tratan aquí de poner en marcha una versión renovada de la Solución Final”, dijo Cohen en alusión al plan del nazismo para exterminar a los judíos en cámaras de gas y deshacerse de sus cadáveres en crematorios. Además, la religión judía es clara en la prohibición de la cremación de cadáveres.

El ministro, que llevará la iniciativa a la reunión de la próxima semana del Comité Ministerial de Entierros que preside, acusó a los responsables del crematorio de “preservar la herencia de los destructores del pueblo judío”.
Además de estas trágicas reminiscencias, el judaísmo prohíbe la cremación de cadáveres -porque los cuerpos esperan el día de la Resurrección-, su entierro sin contacto con la tierra y la remoción de restos óseos de antiguas tumbas, motivo de frecuentes roces con los arqueólogos y los ejecutores de obras públicas.
Prueba de la importancia que la religión judía concede a los entierros tradicionales es que hace tres años Israel aceptó canjear con el grupo chiíta libanés Hezbollá más de 400 presos palestinos y libaneses y 59 restos de milicianos por un empresario y tres cadáveres de soldados israelíes.
El ministro, del partido religioso sefardí Shas, recurrió a un juego de palabras para defender que “el pueblo judío pronto se alegrará de esparcir las cenizas ideológicas de estas diabólicas personas fuera de las aguas territoriales de Israel”.
Era su reacción al incendio del 22 de Agosto del citado crematorio, el primero y único de Israel, que funcionaba desde hace dos años dentro de la mayor reserva en el kibutz Hibat Tzion, declaró a la prensa Alón Nativ, uno de los socios de la funeraria.
Los bomberos llegaron de inmediato al lugar, donde había gran cantidad de bombonas de gas, y evitaron así una tragedia, pero no la destrucción del crematorio, por la que nadie ha sido arrestado todavía.
El incendio se registró pocas horas después de que el diario ‘Kav Itonut Datit’ (Línea del Periodismo religioso) difundiera la ubicación del crematorio y algunas fotografías.
El director de la organización ortodoxa ZAKA, Iehuda Meshi Zahav, uno de los principales opositores a ese centro, negó toda relación con el incendio, pero bendijo y aplaudió a sus autores.
Los israelíes laicos, que se niegan a acatar las normas de la ortodoxia en materia de defunciones y entierros, han conseguido en los últimos años la autorización legal para su inhumación en cementerios laicos.
Por ello, el líder pacifista Iosi Beilin acusó al Ministro Cohen de “retrotraer Israel a los días oscuros en que sus ciudadanos ni siquiera tenían permiso para decidir qué se hacía con sus cuerpos”.
Beilin, líder del partido opositor Meretz, agregó que pedirá que su cadáver sea incinerado y pidió a los miembros laboristas y del Kadima -las dos principales formaciones de la coalición gubernamental- que “no apoyen la coerción religiosa del Shas”, que también forma parte del Ejecutivo del Primer Ministro israelí, Ehud Olmert.

[Terra]

{lang: 'es-419'}

Suscribirse Gratis al Newsletter de Noti-Israel

Metadatos

Fecha de la nota
27/08/2007

Etiquetas de la nota



Comments are closed.