Actualidad de Israel y Comunidades Judías del mundo, ofreciendo información y artículos exentos de tendencias negativas hacia Israel.
Ads

23/09/2007

Irán afirma que atacará a Israel si este comete un “error estúpido”

 


Warning: Use of undefined constant addtofacebook - assumed 'addtofacebook' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /homepages/12/d93492271/htdocs/noti/enlinea/wp-content/themes/Hamasaki/single.php on line 25

{lang: 'es-419'}

El Vicecomandante iraní de las Fuerzas Armadas, General Mohammed Alavi, explicó en una entrevista con la agencia iraní Fars que el Ejército del régimen de los ayatolaes elaboró “un plan para atacar Israel con nuestros bombardeos si el régimen (israelí) comete un error estúpido”.

Asimismo, el General Alavi advirtió a Israel que “está dentro del radio de alcance de los misiles” de medio alcance de fabricación iraníes.

“Todo el territorio de este régimen está dentro del alcance de nuestros misiles. Además, podemos atacar su territorio con nuestros bombardeos de combate en respuesta a cualquier ataque”, subrayó el General.

Poco después, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores israelí, Mark Reguev, reconoció que aunque “lamentablemente todo el mundo está muy acostumbrado a este tipo de lenguaje belicista, extremista y odioso de Irán”, el Ejecutivo de Tel Aviv se toma “muy en serio” la amenaza iraní.

“Nos tomamos muy en serio la amenaza y también la comunidad internacional”, afirmó después de que el Ministerio de Defensa, del que es titular Ehud Barak, declinara de hacer declaraciones sobre la amenaza vertida por Teherán.

En momentos en que tenía lugar un imponente desfile militar en el que se presentó un nuevo misil capaz de alcanzar Israel y objetivos norteamericanos en el Golfo Pérsico, los principales líderes iraníes advirtieron ayer que su país está preparado para responder en caso de ataque y que no renunciará a su plan nuclear.

“Aquellos que piensan detener el avance de la nación iraní con sanciones económicas y guerra psicológica cometen un error. Irán entró en posesión de la más avanzada tecnología”, dijo el presidente Mahmoud Ahmadinejad.

EE.UU. frente a la amenaza iraní

Latente desde hace cinco años, se reavivó en las últimas semanas el debate interno en la Casa Blanca sobre qué camino tomar para enfrentar a la “amenaza iraní”, antes de que el presidente George W. Bush complete su mandato, en enero de 2009. Dos son las grandes líneas de acción planteadas: profundizar la opción diplomática o intentar la vía armada, con bombardeos selectivos de las instalaciones nucleares que, según sospechas de EE.UU. y otros países occidentales, posee Irán. Además, en medio de la alarma que desataron en la comunidad internacional las declaraciones del gobierno francés sobre la posibilidad de una guerra con Irán por su plan nuclear, Rusia y China advirtieron sobre las “catastróficas consecuencias” de una acción militar en una región que ya afronta los graves conflictos de Irak y Afganistán.

La Secretaria de Estado, Condoleezza Rice, lidera el grupo que promueve la continuidad de un diálogo directo con el gobierno de Mahmoud Ahmadinejad, al que se suma el Pentágono, con su capacidad de operación al límite tras años de afrontar dos guerras simultáneas, en Irak y en Afganistán. Pero la línea dura es, otra vez, promovida por el Vicepresidente Dick Cheney y sus colaboradores.

La puja entre ambas alas del gobierno, que la revista The New Yorker, entre otros medios, describió sucesivas veces en los últimos meses, volvió a reflejarse en el discurso de Bush del jueves pasado, cuando vinculó la guerra en Irak y la imposibilidad de retirar las tropas de allí con la puja con Irán por el control de Medio Oriente. “Irán se beneficiaría con el caos y se envalentonaría en sus esfuerzos por obtener armas nucleares y dominar la región”, acusó.

Funcionarios de inteligencia y de defensa norteamericanos creen, incluso, que la Casa Blanca ya adoptó la línea más dura, promovida por los halcones, según afirmaron dos corresponsales en Estados Unidos del diario británico The Sunday Telegraph.

“El Pentágono ha elaborado una lista de hasta 2000 blancos para el bombardeo en Irán, en medio de temores crecientes entre oficiales en actividad de que los esfuerzos diplomáticos por detener el programa de armas nucleares iraní estén condenados al fracaso”, afirmaron.

Rice y su embajador en Irak, Ryan Crocker, aún tienen la autorización del presidente para buscar un diálogo directo con Teherán y lograr una salida negociada, pero es evidente la creciente presión de Cheney.

Advertencia de Rusia y China

En medio de la alarma que desataron en la comunidad internacional las declaraciones del gobierno francés sobre la posibilidad de una guerra con Irán por su plan nuclear, Rusia y China advirtieron sobre las “catastróficas consecuencias” de una acción militar en una región que ya afronta los graves conflictos de Irak y Afganistán.

Mientras que Moscú expresó su “preocupación” por las declaraciones del gobierno francés, Pekín advirtió sobre el peligro de las “amenazas incesantes” del uso de la fuerza contra el régimen islámico. Estas advertencias reflejan las divisiones entre los cinco miembros con derecho a veto en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Gran Bretaña) frente a la crisis iraní.

Mientras que la Casa Blanca y sus aliados presionan para imponer castigos más severos a la república islámica, y no han descartado el uso de la fuerza, Rusia y China, que tienen fuertes lazos comerciales con Teherán, se oponen a endurecer las sanciones contra Irán y a cualquier mención de una acción militar.

Las prolongadas negociaciones y dos series de sanciones del Consejo de Seguridad no lograron hasta ahora persuadir a Irán para que detenga su programa de enriquecimiento de uranio, un proceso que sirve para producir tanto combustible para plantas de energía nuclear como material para bombas atómicas.

En una declaración que desató una tormenta diplomática internacional, el Canciller francés, Bernard Kouchner, dijo el domingo pasado que, si no se destrababa la crisis nuclear con Teherán, el mundo debería “prepararse para lo peor”, y aclaró que se refería a una “guerra” con el régimen islámico. Un día después, el Primer Ministro francés, François Fillon, advirtió que el programa nuclear iraní había creado una situación de “extrema tensión” en la región.

Con sus duras advertencias a Teherán, los funcionarios franceses dejaron en evidencia el giro de la política exterior de París, que, tras la llegada al poder de Nicolas Sarkozy, está adoptando una posición muy dura frente a Irán, similar a la de Estados Unidos.

Por su parte, el Vicecanciller ruso, Alexander Losyukov, advirtió que un bombardeo contra Irán constituiría un “gran error político y diplomático” con “consecuencias catastróficas”.

También China manifestó su rechazo de las amenazas contra Irán. “No aprobamos el recurso fácil de la amenaza del uso de la fuerza”, dijo el vocero de la cancillería china, Yu Jiang.

Pese a la oposición de Moscú y Pekín, Kouchner insistió en la necesidad de trabajar en una nueva serie de sanciones, para demostrar a Irán la firmeza de la comunidad internacional. Fuentes diplomáticas dijeron que las sanciones podrían tener como blanco el sector financiero de Irán. No obstante, Lavrov reiteró la oposición de su gobierno a la imposición de sanciones más duras a Irán, o a la aplicación de castigos por fuera de la ONU, como ha propuesto Francia.

Como sería una guerra contra Irán

Mientras en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas se debate el incremento de las sanciones contra Irán por seguir adelante con su controvertido programa nuclear, las potencias occidentales – especialmente Estados Unidos y Francia- están perdiendo la calma. Pocos analistas creen que se llegue a una alternativa extrema, que desencadenaría un peligroso ciclo de violencia en el ya muy convulsionado Medio Oriente y tendría graves consecuencias en las relaciones internacionales, sobre todo luego de que Rusia y China han declarado su férrea oposición a toda operación militar. Sin embargo, nadie descarta que un error de cálculo en cualquiera de las partes pudiera desatar este conflicto tan temido.

“La batalla verbal ha llegado a tal punto que ante una movida sospechosa de los iraníes, Israel, el principal aliado de Estados Unidos en Medio Oriente, podría lanzar un ataque preventivo que lleve a Irán a responder brutalmente”, apuntó Jon Wolfsthal, experto en Irán del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, en Washington.

Irán, cuyo presidente, Mahmoud Ahmedinejad, ha expresado en el pasado su intención de borrar a Israel del mapa, afirmó esta semana que su primer objetivo será Israel, en caso de un ataque “quirúrgico” a sus instalaciones nucleares por parte de Estados Unidos o de las fuerzas israelíes. “Hemos diseñado un plan de represalia para bombardear Israel, si ese régimen comete un error estúpido”, declaró el General iraní Mohammad Alavi.

Y ante un ataque a Israel, Estados Unidos respondería con un bombardeo masivo contra unos 200 objetivos en todo el país, que de una manera u otra forman parte del programa de enriquecimiento de uranio iraní.

Entre ellos, se encuentran los laboratorios en Natanz, la central eléctrica de Bushehr, la usina de agua pesada de Arak y varios otros centros de investigación atómica, además de bases militares como la de Bandar Abas, que serviría a los iraníes para imponer un bloqueo militar en el estrecho de Ormuz, por donde pasa la mayor parte del tráfico de petróleo en el golfo Pérsico. Irán buscaría cerrar ese estratégico paso a toda costa, y para ello se serviría también de los tres submarinos de fabricación rusa que posee.

“Irán podría absorber un ataque e incluso causar serias bajas a las fuerzas extranjeras en su territorio, pero su respuesta más efectiva sería afuera”, destacó Wolfsthal. “El régimen iraní tiene miles de agentes que atentarían contra objetivos civiles judíos y estadounidenses en todo el mundo; movilizaría a las milicias chiítas dentro de Irak para recrudecer los ataques contra las tropas de Estados Unidos, y con la ayuda de Siria proveería de armas y misiles balísticos a Hezbollá para generar el caos en toda la región”.

Tal escenario militar, sumado al temor occidental de que Irán llene de minas el estrecho de Ormuz, llevaría a un descalabro en el mercado del petróleo, cuyo precio subiría a nuevos niveles récord. El mundo estaría frente a un conflicto de gran envergadura.

[Infobae – Infolive – La Nación]

{lang: 'es-419'}

Suscribirse Gratis al Newsletter de Noti-Israel

Metadatos

Fecha de la nota
23/09/2007

Etiquetas de la nota



Comentarios para “Irán afirma que atacará a Israel si este comete un “error estúpido””


  1. luciano tanto expresa que:

    hola…

    está bueno lo que dice ese general iraní: que atacarán a isarel sólo si comete “un error estúpido”, lo que deja abierta la posibilidad de cometer algunos “errores inteligentes”, de los que tan llena está la historia…

    slds dialécticos

  2. eladio expresa que:

    Tranquilo Ahmadineyath, Israel te promete que cuando ataque tu programa nuclear, para destruirlo, intentarán no cometer “errores estúpidos”.

  3. Vitor Santos expresa que:

    La menaza constante de los hombres mas peligrosos para la paz.
    Quizas intenten hacer un “error” ellos. Vamos a quedarnos esperando para veer.

  4. Sonia expresa que:

    Si el presidente iraní osa atacar Israel, sabe que tiene los días contados. Que deje de ladrar como un perro, que es lo único que sabe hacer.