Actualidad de Israel y Comunidades Judías del mundo, ofreciendo información y artículos exentos de tendencias negativas hacia Israel.
Ads

29/10/2007

Israel recordó a Itzjak Rabín mientras un puñado de extrema derecha realizó un acto para deshonrarlo

 

{lang: 'es-419'}

Israel recordó el miércoles la memoria del Primer Ministro Isaac Rabín, asesinado hace 12 años. Personalidades políticas, religiosas y militares, acompañadas por los familiares de Rabín, rindieron homenaje al difunto en una ceremonia de Estado en el Monte Hertzl de Jerusalem, en una necrópolis que acoge a los padres del Estado judío. Otros en cambio se concentraron para deshonrarlo.

Rabín fue asesinado el 4 de noviembre de 1995 por el ultranacionalista Igal Amir, un estudiante de derecho de entonces 28 años, que buscaba frenar el proceso de paz con los palestinos, que su víctima había impulsado en 1993.

“Estaba al lado de Rabín, su rostro era radiante al ver la manifestación de apoyo. Pero el enemigo despiadado le esperaba fríamente con una pistola cargada en la mano”, recordó el martes por la noche el Presidente de Israel, Shimón Peres.

Se recordó su muerte de forma oficial -según el calendario judío- con varios actos solemnes que se iniciaron con el encendido de velas en la residencia del Presidente del Estado, su otrora compañero de filas laboristas, Shimón Peres.

El propio Peres hizo un emotivo llamamiento a recuperar el legado dejado por Rabín, con un apoyo “al proceso de paz que trataron de impedir” el ejecutor y los instigadores del magnicidio.

Algunos integrantes de la ultraderecha israelí realizaron acto contra Rabín

Unos 200 manifestantes de extrema derecha se concentraron en Tel Aviv para deshonrar la memoria de Rabín.

Los manifestantes se reunieron en el centro de la ciudad para protestar contra los actos oficiales previstos para recordar al Primer Ministro asesinado.

Éste fue condenado a cadena perpetua y nunca ha mostrado arrepentimiento de sus actos, aunque la extrema derecha hace campaña para lograr su liberación. La extrema derecha siempre ha defendido que el asesinato fue el resultado de un complot urdido por el servicio de seguridad interior, el Shin Bet.

“Es una vergüenza que un acto de éstos pueda ser autorizado por Israel”, denunció Iariv Oppenheimer, uno de los dirigentes del movimiento pacifista “Paz Ahora”.

[Prensa.Com – ElUniversal]

{lang: 'es-419'}

Suscribirse Gratis al Newsletter de Noti-Israel

Metadatos

Fecha de la nota
29/10/2007

Etiquetas de la nota



Comments are closed.