Actualidad de Israel y Comunidades Judías del mundo, ofreciendo información y artículos exentos de tendencias negativas hacia Israel.
Ads

28/01/2008

La Fiscalía israelí no procesará a policías implicados en la muerte de 13 árabes

 

{lang: 'es-419'}

La Fiscalía General del Estado de Israel rechazó procesar a los policías implicados en la muerte de doce árabes-israelíes y un palestino en los disturbios de octubre de 2000, pocos días después del inicio de la ‘Intifada de Al-Aksa’. El asesor jurídico de Estado de Israel, Menajem Mazuz, decidió aceptar a trámite la posición de la Oficina de la Fiscalía General, que alegaba que el Estado no veía razón para revertir la decisión de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía sobre la materia.

En septiembre de 2005, ese organismo de la policía, adscrito al Ministerio de Justicia israelí, resolvió cerrar el caso tras investigar los enfrentamientos registrados en octubre de 2000, principalmente por falta de pruebas.

Entonces, los investigadores dijeron que no habían encontrado evidencias suficientes para condenar a ningún oficial de policía.

En algunos casos, ni siquiera se pudo localizar a los agentes que acudieron a aplacar los choques que se desencadenaron tras la visita del entonces líder político de la oposición israelí Ariel Sharón a la Explanada de las Mezquitas.

En otros casos, no se pudo determinar qué oficial fue responsable de haber disparado y matado a manifestantes.

Aquella decisión despertó airadas reacciones entre la comunidad árabe de Israel, que se siente desamparada ante la represión de las fuerzas que deberían garantizar su seguridad.

‘Es preocupante y triste que trece personas murieran en esas circunstancias, pero no obstante, la ley tiene unas directrices sobre pruebas y responsabilidad criminal’, manifiesta Mazuz en el informe judicial dado a conocer el domingo.

La Comisión Or, que investigó las circunstancias los hechos, acusó a los entonces Primer Ministro israelí, Ehud Barak, y titular de Seguridad Interior, Shlomo Ben Amí, de ser los responsables indirectos de la muerte de los trece árabes en los disturbios.

Mazuz afirma en su escrito que dicha comisión ‘sólo apuntó a sospechosos y sospechas sobre diferentes circunstancias recomendando que se abriera una investigación penal del asunto; pero no proveyó datos o pruebas de ninguna acción criminal en sí misma’.

Los heridos y lesionados durante la represión de los manifestantes fueron centenares, entre ellos decenas de policías, que a su vez aplacaron las protestas disparando balas de acero recubiertas de caucho y gases lacrimógenos.

Los árabes-israelíes, alrededor de un millón, son los palestinos que quedaron dentro de las fronteras del Estado de Israel en 1948, así como sus descendientes, y se concentran, en su mayoría, en la Galilea y en el desierto del Neguev.

[Terra]

{lang: 'es-419'}

Suscribirse Gratis al Newsletter de Noti-Israel

Metadatos

Fecha de la nota
28/01/2008

Etiquetas de la nota



Comments are closed.