Actualidad de Israel y Comunidades Judías del mundo, ofreciendo información y artículos exentos de tendencias negativas hacia Israel.
Ads

26/05/2008

Jerusalem no congenia con su Calatrava

 


Warning: Use of undefined constant addtofacebook - assumed 'addtofacebook' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /homepages/12/d93492271/htdocs/noti/enlinea/wp-content/themes/Hamasaki/single.php on line 25

{lang: 'es-419'}

La población de Jerusalem no logra congeniar con el nuevo puente con que contará su ciudad, obra del arquitecto español Santiago Calatrava y que se inaugurará en junio tras ser concebido como el emblema de la renovación de la urbe.
“Que el arquitecto sea una eminencia y muy famoso no quiere decir obligatoriamente que éste en particular sea un gran puente, al simple peatón creo que le resulta extraño”, dijo Aharon Arens, un vecino que pasaba junto a la famosa “arpa” de Calatrava, ubicada a la entrada de la ciudad.

Con sus 70 cuerdas colgantes como las del bíblico instrumento del mítico Rey David, el puente será inaugurado a finales del próximo mes después de cinco años de construcción y un costo de unos 100 millones de shekels (unos 30 millones de dólares/19 millones de euros).
El de Jerusalem no es el único puente de Calatrava en Israel; uno de uso peatonal y menos monumental ya opera en la localidad de Petaj Tikva, al este de Tel Aviv. El puente para Jerusalem se lo solicitó el actual Primer Ministro Ehud Olmert, cuando ocupaba la alcaldía de la Ciudad Santa (1993-2003) y buscaba una solución al problema creado por un tranvía que debe pasar por la principal entrada de la ciudad.

Una obra “simplista”

Pero ni el recurrente simbolismo bíblico de la obra, ni el prestigio internacional de su arquitecto, consiguen disipar las críticas surgidas desde el primer día. “Desde el punto de vista arquitectónico es una maravilla pero su ubicación la reduce a condición de enana y la convierte en un obra simplista y poco atractiva”, manifiesta Oded Tur Sinai, tasador de propiedades que tiene sus oficinas junto a la obra.

Según el tasador, “Jerusalem ha perdido una excelente oportunidad para disfrutar de un monumento tan bonito, porque aquí queda escondido entre las casas”. Y es que inmerso entre edificios de viviendas, de un lado, y de varios inmuebles públicos, del otro, difícilmente el puente de 140 metros puede ser apreciado en su totalidad desde un solo ángulo.

De lejos sólo se ve la parte superior de su mástil de unos 130 metros. “Ego municipal”, dicen los detractores más radicales para descalificar la decisión de la alcaldía, y alegan que un túnel hubiera sido mucho más estético y práctico.
Para otros, la moderna estructura de metal blanco proyectada por Calatrava supone una amenaza al aspecto de ciudad antigua que desde siempre se le ha querido dar a Jerusalem, cuyos edificios deben ser revestidos, por ley, por una piedra beige típica de la zona. El diseño original contempla el tradicional revestimiento en los dos soportes a ambos extremos, en una mezcla de estilos que puede confundir aún más al espectador.

“Está claro que Jerusalem no es ni París, ni Río, ni Nueva York, ni Tokio. No hay ríos ni grandes zonas financieras. Esta ciudad de Dios siempre ha resistido a lo mundano… Muchos dicen que es un gancho para alentar el proyecto del tranvía, desviando así la atención de los numerosos defectos de esta iniciativa”, considera Amos Asa-El, columnista del diario ‘The Jerusalem Post’.

Controversia financiera

Otro factor que ha alimentado las críticas son los desmanes financieros y administrativos que se han registrado alrededor del proyecto del tranvía, del que el puente forma parte.
Denuncias sobre derroche de dinero público, costosos errores de planificación, conflicto de intereses entre el anterior responsable y varios proveedores, y hasta sospechas de construcción ilegal, no han hecho sino aumentar la resistencia local hacia la estructura más emblemática de todo el proyecto: el puente de Calatrava. Ese rechazo lo personificó el año pasado un artista israelí que se subió a una grúa cercana y amenazó con tirarse al vacío para protestar por la “fealdad” de la obra.
En las próximas semanas, según asegura la municipalidad, Jerusalem tendrá, no obstante, su controvertido puente, porque, sin duda, sus más de cien toneladas y el renombre de su arquitecto han tenido más peso que la oposición de los jerosolimitanos.

[El Mundo]

{lang: 'es-419'}

Suscribirse Gratis al Newsletter de Noti-Israel

Metadatos

Fecha de la nota
26/05/2008

Etiquetas de la nota



Comments are closed.