Actualidad de Israel y Comunidades Judías del mundo, ofreciendo información y artículos exentos de tendencias negativas hacia Israel.
Ads

02/06/2008

Ehud Olmert y el destino de Israel

 


Warning: Use of undefined constant addtofacebook - assumed 'addtofacebook' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /homepages/12/d93492271/htdocs/noti/enlinea/wp-content/themes/Hamasaki/single.php on line 25

{lang: 'es-419'}

Esta semana, desearíamos llamar la atención de nuestros lectores sobre la crítica situación en la cual se encuentra el Primer Ministro israelí Ehud Olmert. En especial, en momentos en los que Israel parece jugarse el destino, es decir el futuro de sus relaciones con sus vecinos y más allá, el futuro del conjunto de los países moderados aferrados a la paz y a la construcción de un futuro mejor.

Nuestra intención no es erigirnos en jueces. Nuestro deber es informar sobre las apuestas, los riesgos y las estrategias posibles. Porque Israel como Jordania, Egipto y de manera general, los países aliados en Oriente Medio a los Estados Unidos, se encuentran en una encrucijada.
La cuestión de Golán, el peligro del Hezbollá, la trampa de Hamás en Franja de Gaza, no podrían llegar a dar la “ilusión” de que la problemática de la paz reposa esencialmente en cuestiones territoriales. Pero, es necesario recordar que un Oriente Medio tranquilo y prospero, no podrá construirse sino es con una visión común, aspiraciones sinceras y hombres de coraje.
Esta semana, la cuestión de la “restitución” de Golán anexado por Israel en 1981 o su división parcial entre Siria e Israel ha hecho gastar mucha tinta.
¿De qué tipo de paz se trata? Una paz fría existe entre Israel y Siria desde hace cuarenta años; desde hace cuarenta años, los soldados israelíes y sirios apostados de una y otra parte de la frontera sólo lustran sus zapatos.
¿Se trata, entonces, de firmar una paz simbólica o de abrir una embajada, incluso de trazar un camino seguro entre Jerusalem y Damasco? ¿Tratándose del Hezbollá chiita en el Líbano, es posible una normalización teniendo en cuenta las declaraciones del propio presidente Suleimane elegido el domingo 25 de mayo?
Tratándose de la Franja de Gaza ¿las declaraciones vertidas por Olmert expresan verdaderamente una realidad sustentada en los problemas de seguridad para toda la región del sur de Israel o todavía se trata de una intervención destinada a reafirmar una autoridad que a veces parece poco creíble para la opinión pública israelí?
La posición frágil en la que se encuentra Olmert, posición vinculadas a los múltiples asuntos que se le investigan, a la desconfianza de la opinión pública o a los malestares sociales que las celebraciones del sexagésimo aniversario de estado judío no logran disimular… todo esto sumerge a un buen número de observadores de la vida política regional a una total estupefacción.
Ya no sólo son los israelíes los que dudan, sino el conjunto de los compañeros de la paz que se interrogan la credibilidad y la legitimidad de un hombre acosado por la justicia y la prensa, su capacidad de llevar a cabo las negociaciones que tanto comprometen. ¿Los planes que ejecuta sirven a una causa o son empleados para ocultar una crisis latente en la cumbre del único estado democrático de la región?
En efecto, mientras Siria mantenga relaciones con Irán, mientras Bashar Al Assad no renuncie a la hegemonía siria sobre Líbano, mientras Hamás apele a su deseo de destrucción del Estado de Israel, es la lucha antiterrorista lo que permanece siendo la única apuesta verdadera para la región.
La cuestión no es solamente mantener un Estado de Israel en paz y con seguridad; son todos los países de Oriente Medio que deben adherirse a la idea de paz. ¿El objetivo de todas las parte no debería ser la de reducir al máximo la capacidad de los extremistas de sembrar la confusión, de extender el odio para pasar a la violencia?
La presión occidental no es injustificada, esa que emana desde la América de George Bush o de las ambiciones francesas para alcanzar una Unión Mediterránea.
¿Habría que vincular estas nuevas estrategias de pacificación a un hombre al cual le queda, posiblemente, sólo algunos días en la cabeza de su país?
Olmert no es el último hombre de confianza, otros responsables políticos sabrán preservar sin duda los intereses de los moderados para responder a las ambiciones de los y las que consideran que un nuevo Oriente Medio debe urgentemente reemplazar al antiguo.
Además, vincular la vida política de un hombre acorralado al destino de Israel y de los países moderados de la región presenta un alto riesgo.
Ehud Olmert no es el destino de Israel.
Esta tarde, pensamos en Guilad Shalit, Ehud Goldwasser y Eldad Reguev, tres soldados de Israel secuestrados por Hamás y Hezbollá, hace 706 días. Víctimas de los que traban la paz, esa paz que es el destino de Israel.

AUTOR: Guy Senbel para Guysen International News 29 de mayo 2008

{lang: 'es-419'}

Suscribirse Gratis al Newsletter de Noti-Israel

Metadatos

Fecha de la nota
02/06/2008

Etiquetas de la nota



Comments are closed.