Actualidad de Israel y Comunidades Judías del mundo, ofreciendo información y artículos exentos de tendencias negativas hacia Israel.
Ads

23/07/2008

Las lecciones del intercambio

 


Warning: Use of undefined constant addtofacebook - assumed 'addtofacebook' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /homepages/12/d93492271/htdocs/noti/enlinea/wp-content/themes/Hamasaki/single.php on line 25

{lang: 'es-419'}

Ahora que los cuerpos de Eldad Reguev y Ehud Goldwasser han sido devueltos a Israel, tal vez sea posible llevar a cabo un debate inteligente sobre las muchas cuestiones que rodearon el trato con Hezbollá.

Por un lado, el gobierno declaró “hacer todo lo posible” para devolver a los soldados secuestrados. Por otra parte, se dijo que no negociaría con los captores. Ambas declaraciones fueron irresponsables y maniataron al gobierno. Por un lado, es imposible decir – y no se debe decir – que “se hará todo” por liberarlos, ya que “todo” incluye medidas que es mejor ni siquiera considerar. Por otra parte, es evidente que tarde o temprano se celebrarán negociaciones con los secuestradores, como ya se hizo en el pasado.
Cualquiera que tenga un poco de experiencia en la realización de negociaciones de secuestros sabe lo difícil que es establecer unas normas férreas. Cada caso es diferente, también lo son las circunstancias políticas, y el contexto inmediato no es fácil, por lo que resulta imposible determinar y establecer unas “líneas rojas”.
Dicho esto, es evidente que hay unos principios generales que se aplican a este tipo de negociaciones, y que Israel no ha observado. El principio fundamental es la necesidad de conocer el estado o condición de las víctimas. A lo largo de las negociaciones, Israel no sabía si los dos secuestrados estaban vivos o muertos, y llevó a cabo las conversaciones sin saber lo que recibirían a cambio de los prisioneros libaneses. Esta situación es inconcebible, y todo lo que se hable sobre la necesidad de “que los muchachos vuelvan a casa” sólo puede resultar engañoso.
En cualquier caso futuro, Israel debe anunciar que no comenzará ningún tipo de negociaciones sin saber si los cautivos que han sido secuestrados están vivos o muertos. Al mismo tiempo, Israel debe insistir en que se permitirá a los representantes del Comité Internacional de la Cruz Roja ver a los cautivos y presentar un informe oficial sobre su estado. Este principio puede ser aprobado ahora para el caso de Guilad Shalit: no es aceptable que los secuestradores envíen a la familia una carta, como acto de bondad, sin un informe transparente sobre su condición. Ambas demandas son respaldadas por el derecho internacional.
Uno de los argumentos en contra de esta posición es que el gobierno también debe lidiar con la presión de la opinión pública. Esto es cierto, pero la opinión pública no es una entidad autónoma separada de la realidad, o de la manera con la que el gobierno trata con de ella. En este caso, el gobierno cometió un grave error cuando se permitió seguir a la opinión pública, en definitiva, tratar a los soldados secuestrados como a unos pequeños niños judíos secuestrados por cosacos en lugar de a soldados del ejército del estado judío. El gobierno debe decir con total convicción a la opinión pública y a las familias que hará todo cuanto esté en su mano para liberar a los soldados, siempre dentro de los límites marcados por los intereses generales de Israel, pero que en ningún caso “hará todo”. Así como el gobierno tiene derecho a enviar a los soldados a la batalla, y quizás a la muerte, también tiene derecho a contemplar la suerte de los secuestrados dentro del marco de los intereses estratégicos más amplios del estado.
Hay otra polémica en el debate público, una que enlaza la cuestión religiosa con la mitzvá (el mandamiento) de redimir a los cautivos. Este mandamiento es comprensible, era la respuesta humana del pueblo judío de la diáspora, un pueblo judío constituido como una minoría débil y vulnerable que carecía de poder y de medios militares de defensa. En esta situación, no había más remedio que ceder a la extorsión. En la realidad actual, en la que existe una entidad soberana judía, existe una amplia variedad de opciones disponibles sobre la base del poder del estado. Este argumento no excluye la posibilidad de que en una situación particular puede que no haya más remedio que pagar un rescate, pero esta sería la última opción y no constituiría un “supremo mandamiento”.
Por último, el papel desempeñado por los medios de comunicación en este asunto da miedo. Convirtió una difícil tragedia humana y un grave dilema estratégico en algo similar a una telenovela. A veces es posible acercarse a las familias en duelo y solicitar sus opiniones y sus sentimientos: es precisamente aquellos que piensan que su dolor debe restringirse a sí mismos y no contemplar sus problemas como una herramienta para elevar las tasas. Algunas personas en los medios de comunicación debemos mirarnos en el espejo y preguntarnos si no estamos avergonzados por nuestro papel en esta historia.
No siempre es fácil equilibrar las consideraciones de interés general y del interés privado. Pero es precisamente en tales situaciones complejas que esta consideración debe orientar a los dirigentes, a la opinión pública y a los medios de comunicación.

Shlomo Avineri – Haaretz
Traducción: Jose Antonio – Safed-Tzfat

{lang: 'es-419'}

Suscribirse Gratis al Newsletter de Noti-Israel

Metadatos

Fecha de la nota
23/07/2008

Etiquetas de la nota



Comentarios para “Las lecciones del intercambio”


  1. david expresa que:

    Esta muy bien lo escrito, pero al final no he podido sacar una opinion clara, parece mas a una declaracion politica que analitica, en primer lugar , para negociar con un equipo , pais , terrorita o etc , habra que ponerle un nombre , quienen son los que tienen el rehan Judio , es un ejercito , un grupo terrorita o un estado, , sin esto es muy dificil , si es un grupo terroritas como les llamais no podeis dialogar con el, pero si se hace y pagarle tampoco , aun si le paga, recuerdo como el Gobierno judio vendia material de guerra a Iran para luchar con los Iraquies hace unos años bussines is bussines.
    Vamos a hablar con el soldado Guilad, todo el mundo sabe que habra que hacer algo pero que, esta gente dinero no quieren ya que les envia Iran, solamente quieren protagonismo y mostrar al mundo que han podido con Isreal y la occion anterior salieron victorioso, creo que desde la ultimo intervencion Israili en Libano ,vaya chapuza , errores tras errores para uno de los ejercitos mas modernos del mundo, no han podido con los Hizbullah, por que ellos llevaban años preparandose , haciendo trinchera, traficando con cohetes, y Isreal si hacerles caso , se dio cuanta cuando estaba armados hasta los dientes con milles de guerilleros alli escondido, no me digas que Isreal no disponia de medios para saber esto que no me lo creo, y lo mismo pasa con Iran, se sienta años y ve como se levantan centrals atomicas a 1000 km de su frontera, y ahora se pone grito al cielo que habra que parar a los Iranies, que si aver quien aparece para sacarle las castañas del fuego,pues que use su ejercito tan bien preparado, o que solamente sirven para enfrentarse a los niños Palestino que les tiren piedras, o se ponen a sujetar a un tio para el el otro le pegue un tiro, pues no que se prepare a enfrentarse con un enemigo , que defuienda de su territorio , cuantas veces tiene que repitir el Sr. Ahmadineyad que habra que borrar a Isreal del mapa mundi, si esto no es una declarcion de guerra que sera, Iasreal a que esta esperando, seguro que si empieze una guerra y se encuentre en apuros que seguro que es asi los Americanos e Britanicos le hecharian una mano seguro, pero que vayan a prepararse bien esto no es Libano ni Gaza, alli no estan unos niños con piedras, y para no desviarme , el soldado preso, lo mejor que pueden hacer es intercambiarle por unos poco de presos, total que mas da ya que hicieron hace unas semana y otra vez mas no pasa nada, el chico tiene familia y no esta bien dejarle donde esta, cualquier dia cualquir loco desarmado le pega un tiro por vengarse la muerte se su mujer o hijo, y esto no beneficia a nadie , aun muerto tenderan que reclamar su feretro.