Actualidad de Israel y Comunidades Judías del mundo, ofreciendo información y artículos exentos de tendencias negativas hacia Israel.
Ads

16/03/2009

Likud acuerda con Israel Beitenu pero sigue negociando

 


Warning: Use of undefined constant addtofacebook - assumed 'addtofacebook' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /homepages/12/d93492271/htdocs/noti/enlinea/wp-content/themes/Hamasaki/single.php on line 25

{lang: 'es-419'}

Netanyahu

El partido conservador Likud acordó la coalición parlamentaria con el ultraderechista Israel Beiteinu (Israel es nuestro hogar), en lo que es el germen del próximo gobierno que liderará el primer ministro nominado, Benjamín Netaniahu. Los dos partidos negociaban el acuerdo desde que el presidente de Israel, Shimón Peres, encargó a Netaniahu formar gobierno tras las elecciones del 10 de febrero y que se retrasaban por discrepancias sobre algunas de las bases de gobierno y el reparto de carteras.

Gideón Saar, jefe del equipo negociador del Likud, comunicó a la prensa que los dos han acordado que el reparto de carteras ministeriales deje en manos de Avigdor Lieberman, el polémico jefe de Israel Beitenu, la de Asuntos Exteriores, así como otros cuatro ministerios para sus correligionarios.

“Hemos acordado todos los asuntos de principio y el reparto de funciones en el Parlamento y en el Gobierno”, aseguró Saar.

Para el político likudista los dos partidos han negociado “de forma agresiva pero con buen espíritu”, lo que ha creado “la bases para una buena asociación entre ambos”.

El Ministerio de Exteriores, o el de Defensa, era una de las demandas centrales de Lieberman, y a las que Netaniahu se mostraba reacio por las repercusiones internacionales que puede llegar a tener.

El dirigente del Likud teme que por su ideología, Lieberman sea boicoteado por la comunidad internacional y que sus declaraciones en el pasado contra vecinos árabes (algunos con tratados de paz firmados con Israel) obstaculicen el difícil acercamiento del Estado israelí a los palestinos y a los países de la región.

Netaniahu no oculta que prefiere en Exteriores la cara más amable de la líder del centrista Kadima, Tzipi Livni, que le daría también una pincelada de ideología moderada a su Ejecutivo.

Fuentes políticas del Likud y de Israel Beiteinu confirmaron que en el acuerdo firmado dejan abierta la posibilidad a la formación de un gobierno de unidad nacional con Kadima.

“En el texto se menciona que los dos partidos queremos un gobierno de unidad nacional, y si llega a ocurrir habrá cambios (en el acuerdo alcanzado)”, subrayó Saar.

Con los 15 diputados de Israel Beitenu, Netaniahu consigue el apoyo de un total de 42 diputados para su futura coalición parlamentaria, a la que deberá sumar ahora nuevos partidos para obtener la mayoría de 61.

Por el momento sus alternativas están todas en la extrema derecha y los partidos ultraortodoxos, pero no se descarta que finalmente Livni pueda llegar a dar el sí a un gobierno de rotación con su rival político, informó hoy la prensa local al dar cuenta de la reunión secreta entre ambos del pasado miércoles.

En el acuerdo de coalición, de 14 páginas, ambos partidos describen asimismo la incorporación del matrimonio civil a la legislación israelí, aunque por el momento únicamente para personas que no sean de confesión judía.

Se trata de un difícil guante que Israel Beiteinu había levantado para defender a su electorado, de origen ruso y en su mayoría de origen no judío que encontraba serios problemas a la hora de casarse porque en Israel no existe el matrimonio civil.

Lieberman exigió en las negociaciones que el mecanismo de registro civil para parejas se extienda a otros casos que se ven impedidos de contraer matrimonio por la ortodoxia, como los matrimonios mixtos, aunque según el acuerdo de coalición estos serán analizados por una comisión pública antes de resolver si se amplia también a ellos la nueva legislación.

Seguirían las negociaciones para el gobierno de unidad

Fuentes políticas señalaron que un mediador secreto está trasladando mensajes entre los dirigentes de los partidos Likud, Kadima y Laborista, en un intento por reflotar la posibilidad de formar un gobierno de unidad nacional. Un alto oficial de Kadima reconoció que “las conversaciones entre los políticos se están realizando entre las bambalinas, detrás del escenario”.

Las mismas fuentes indicaron que el Presidente Shimón Peres ha tomado parte en facilitar las conversaciones, aunque desde la residencia presidencial se han negado confirmar o negar que el mandatario se haya reunido en los últimos días con Benjamín Netaniahu, Tzipi Livni o Ehud Barak.

“El Presidente es consciente de lo que está sucediendo, pero este es un tema muy delicado”, dijo una fuente cercana a Peres.

Además, se estima que el Primer Ministro designado, Netaniahu, puede estar considerando pedir al Presidente una prórroga en el plazo consignado para formar un nuevo gobierno, y lanzar durante tres semanas intensas negociaciones con Kadima y el Laborismo.

Altos funcionarios del partido presionan a Netaniahu para que reconsidere la posibilidad de formar un gobierno de unidad, e incluso a aceptar la demanda de Livni, de constituir un gobierno de rotación.

En este sentido, el Viceprimer Ministro, Jaim Ramón, propuso recientemente una desigualdad en la rotación, en la que Netaniahu gobernaría como Primer Ministro durante tres años y Livni durante menos de dos años.

Un alto oficial de Kadima precisó que “Livni no rechaza esta opción”.

Likud: La demanda de Livni para la rotación frena la creación del Gobierno de unidad

La insistencia de la presidenta de Kadima, Tzipi Livni, en un acuerdo de rotación está socavando la creación de un Gobierno de unidad, comentan dirigentes de Likud que participan en las conversaciones para formar una coalición.

Livni se reunió con el líder de Likud, Benjamín Netaniahu, en secreto el miércoles por la noche. Fuentes dicen que hubo un “estrechamiento” de las diferencias con respecto a las reuniones anteriores, aunque siguen existiendo las diferencias entre ellos.

La principal controversia pendiente, dijeron, es la cuestión de la rotación en el Gobierno. En Kadima afirman que Netaniahu ofreció un “desigual” acuerdo, en virtud del cual él sería Primer ministro durante tres años y Livni para un año y medio, aunque fuentes cercanas al jefe de Likud niegan la versión.

Netaniahu está a la espera de la decisión de Livni si crea un equipo de negociación, que incluya representantes de ambas partes, para proseguir las conversaciones oficiales de la coalición. Algunos altos funcionarios de Likud advirtieron al jefe del partido a aceptar el plan de rotación, mientras que otros prefieren la formación de una coalición de 61 diputados con partidos de extrema derecha y religiosos.

Mientras tanto, Netaniahu continúa las conversaciones con el presidente de Laborismo, Ehud Barak, a pesar de las escasas posibilidades de incorporarse a la coalición.

[ADN – Aurora]

{lang: 'es-419'}

Suscribirse Gratis al Newsletter de Noti-Israel

Metadatos

Fecha de la nota
16/03/2009

Etiquetas de la nota



Comments are closed.