Actualidad de Israel y Comunidades Judías del mundo, ofreciendo información y artículos exentos de tendencias negativas hacia Israel.
Ads

31/03/2009

Sólo Netaniahu y Barak pueden hacer frente a Irán

 


Warning: Use of undefined constant addtofacebook - assumed 'addtofacebook' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /homepages/12/d93492271/htdocs/noti/enlinea/wp-content/themes/Hamasaki/single.php on line 25

{lang: 'es-419'}

baraknetanyahu

El odio por Benjamín Netaniahu va más allá. Proviene de la época en que fue considerado como el anti-Cristo de Itzjak Rabin y un incentivador indirecto de su asesinato. Continuó en los días en que parecía que la paz estaba al alcance de la mano y sólo Netaniahu llamaba a la prevención. Y aunque posteriormente se pusiera de manifiesto que incluso en ausencia de Netaniahu no había paz, el odio contra él no disminuyó. Simplemente se transformó. La élite israelí predominante aún no le puede perdonar que sea el más elocuente y el más poderoso portavoz de la derecha más sana. En ausencia de paz y ante la inexistencia de una verdadera fe en la paz, Netaniahu sigue alimentando el odio emocional de la tribu de la izquierda.

Pero el odio hacia Ehud Barak no es menos intenso. Se deriva de que Barak fracasó a la hora de satisfacer las expectativas mesiánicas de todos aquellos que apostaron por él después de lograr expulsar a Netaniahu. El odio se incrementó cuando Barak rompió la ilusión de la posibilidad de una paz en estos tiempos de Camp David. Pero inclusive después de que Ehud Olmert y Tzipi Livni demostraran en Annapolis que no era más que una ilusión, el odio hacia Barak no ha disminuido.

Barak es un antiguo kibbutznik que presuntamente cruzó las líneas y esto sólo ha generado un incremento en la hostilidad. La élite israelí sigue siendo incapaz de perdonar al presidente de Avodá (Laboristas) el haber tomado la senda de paz y demostrar que era un callejón sin salida. En ausencia de paz o de verdadera fe en la paz, el odio a Barak se ha convertido en el nuevo centro emocional de la izquierda.

Netaniahu y Barak tienen muchos defectos. Netaniahu es voluble y Barak es complicado. Netaniahu es arrogante y Barak condescendiente. Ambos carecen de inteligencia emocional y la política les ha embotado los sentidos. Sin embargo, los verdaderos Netaniahu y Barak no tienen nada en común con los dos detestados espantapájaros que fueron arrojados al fuego esta semana. A pesar de todas sus deficiencias, los dos dirigentes vieron claramente la realidad de la década de 1990, y también ahora ven como son las cosas hoy en día. Si consiguen reparar sus errores del pasado y trabajar juntos, tienen una buena oportunidad de sorprendernos.

La misión inmediata de Netaniahu y Barak es Irán. El designado Primer Ministro y el Ministro de Defensa no tienen mucho tiempo. En algunos meses tienen que hacer lo que no se ha hecho durante años, reclutar a la comunidad internacional para que imponga un asedio económico-diplomático a los ayatolas de Teherán. Se considera que la visita de Barak a la Oficina Oval de Obama, en lugar de Avigdor Lieberman, mejorará considerablemente el poder de persuasión de Netaniahu. Pero si sucede que los Estados Unidos no estén dispuestos a tomar la sartén por el mango, Netaniahu y Barak tendrán que preparar a Israel para duros escenarios. Nadie dentro de Israel es más adecuado y capaz para este liderazgo.

La otra misión de los dos es la economía. En poco tiempo, Israel se enfrentará al iceberg de la deuda y de los grandes problemas, junto a una ola de despidos masivos. Tener a Netaniahu, Barak y Ofer Eini al frente de la campaña económica es muy significativo. Permitirá una prudente, armónica y decidida dedicación, proporcionando a Israel las mejores posibilidades para sobrevivir a la tormenta económica sin ahogarse.

Los resultados de las elecciones de 2009 han sido una pesadilla. Le dieron a la derecha una sólida mayoría, pero permitió que el ala derecha pudiera llegar a impedir las decisiones del jefe de fila de ese sector. Netaniahu ha sabido navegar ante esas amenazas.

Logró evitar que caer en la trampa de un gobierno de visión estrecha, sombrío y sin esperanzas. La decisión de Barak de unirse a Netaniahu fue bastante problemática, pero en última instancia, y en estas circunstancias, Barak ha actuado con sensatez y valentía.

Mientras que Livni y sus seguidores se han recubierto de una estéril autosuficicencia, Netaniahu y Barak han actuado con madurez.

Los dos hombres más odiados de la política israelí demuestran una vez más que son mucho más serios y serenos que los que les detestan.

En este momento, Netaniahu y Barak son los únicos adultos responsables.

Por lo tanto, el pacto final entre ambos no es una mala, sino una buena noticia. Después de muchos años de liderazgo estúpido, finalmente algo con fondo y sustancia se ofrece a Israel.


Ari Shavit – Haaretz
Traducción: Safed-Tzfat – Jose Antonio

{lang: 'es-419'}

Suscribirse Gratis al Newsletter de Noti-Israel

Metadatos

Fecha de la nota
31/03/2009

Etiquetas de la nota



Comentarios para “Sólo Netaniahu y Barak pueden hacer frente a Irán”


  1. Arvinka expresa que:

    SuperC

    Te parecera insultante, pero prefiero decirte las cosas directas: o eres tonto o eres ingenuo (digo, lo digo claramente esta vez, porque en la anterior no te dije gran cosa y de todos modos escapaste por la tangente de chillar; bien, si vas a volverlo a hacer, que sea por algo más concreto).
    ¿Realmente no te das cuenta de que contestaste una tontería? Si ese es tu nivel, mejor sigue sin contestar.
    Retomo el ejemplo que te puso ElChino: los invernaderos. Tu réplica (según la cual, si dichos invernaderos no funcionaron fue por culpa de Israel) es inútil: esos invernaderos no existen porque los palestinos LOS DESTRUYERON. Si la queja era falta de agua, podían quejarse, pero conservarlos.
    No fue el único caso: los palestinos extremistas se han dedicado vez tras vez a destruir monotones de industrias construidas con capital israelí, por el puro hecho de ser industrias construidas con capital israelí (aunque el beneficio fuera para ellos).
    Tu problema sigue siendo el mismo: no quieres ver. No quieres admitir el nivel de irracionalidad de los palestinos, y te pones a buscar pretextos, vueltas, recovecos para poder seguir juzgando a Israel.
    ¿Tú crees que todo se soluciona con llevarles “progreso” a los palestinos?
    Ahora empiezo a entender por qué no contestaste mi pregunta sobre el concepto de ocupación.
    Te lo ponto en términos simples, y te reto a que los refutes CON DATOS: el objetivo de grupos como Hamas es la destrucción de Israel. Punto.
    Cualquier cosa menos que eso no es aceptable para ellos.
    Lo que menos quieren es que Israel sea un socio en el progreso palestino. Lo que menos les interesa es un cambio de política israelí que les permita establecer negocios dinámicos, y conseguir mejoras sociales para su gente. Lo que quieren es ver la bandera palestina en Jerusalén, Tel Aviv, y todo el territorio.
    Si los palestinos sólo quisieran una vida digna, próspera, en términos de igualdad y justicia, lo primero que harían sería deshacerse de sus gobernantes isalmistas (como Hamas, Talibanes, Ayatollahs), que se han caracterizado por ser descarados enemigos de todo lo anterior.
    Ahí tienes más preguntas que responder, si acaso te crees capaz.
    Si sólo sigues jugando al lloriqueo y reclamando que no discutes con los que te insultan, lo único que puedo decirte es que eres muy, pero muy insultable.
    Basta con que te pregunten algo para hacerte sentir ofendido.
    Muy tu problema, chavo.
    Sigues igual de mal que siempre.
    Puro bla bla bla bla (está bien, oféndete, chilla, reclama; da igual, si de todos modos tampoco vas a contestar lo que se te cuestiona).