Actualidad de Israel y Comunidades Judías del mundo, ofreciendo información y artículos exentos de tendencias negativas hacia Israel.
Ads

03/08/2009

Primero nuestras tropas

 


Warning: Use of undefined constant addtofacebook - assumed 'addtofacebook' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /homepages/12/d93492271/htdocs/noti/enlinea/wp-content/themes/Hamasaki/single.php on line 25

{lang: 'es-419'}

IDF

La verdad debe ser dicha: los soldados de las FDI no actúan como asesinos indiscriminados.

En los días anteriores a la Guerra de los Seis Días, los sirios atacaban a los vehículos de patrulla de las FDI diariamente. Como corresponsal militar -arriesgado-, traté de describir esas patrullas a mis lectores, sabiendo que en el momento que nuestra patrulla diaria llegara a un punto determinado, debería hacer frente a un fuego pesado.

El comandante de la patrulla era el Coronel Jaim Sela (Q.E.P.D.) Nos acercamos a las posiciones sirias, pero no ocurrió nada. Escribí al respecto en el diario, y en silencio agradecí a mi buena fortuna y a Dios por no encontrarme con el fuego sirio.

Al día siguiente repetimos el mismo itinerario. Mientras nos acercábamos a la posición siria, conteníamos la respiración. Estábamos tensos. No hay forma de medir esta tensión, cuando una persona sabe que su vida pende de un hilo.
Cualquier soldado que haya participado en alguna operación contra fuerzas enemigas, podría describir esos segundos y minutos ansiosos, mejor que yo.

Y entonces, cerca de la posición siria, un llavero cayó del bolsillo de uno de los soldados. Sonó como el impacto de una bala. Un segundo más tarde, el suelo tembló. Todos disparaban contra todos. La artillería se agrego a la acción, y lo mismo el cuerpo de tanques. ¡El infierno se desencadeno! Nosotros, los periodistas, estábamos de rodillas en nuestro vehículo militar, rezándole a Dios, a mamá, a papá, que nos salven de ese infierno.

Lo que estoy a punto de escribir no está directamente dirigido a los miembros de “Rompiendo el silencio”. Ellos actúan de acuerdo a sus conciencias, y a veces nos decimos que es bueno tener entre nosotros ese tipo de gente. No tenemos dudas que han experimentado momentos muy difíciles, tanto en la guerra como en operaciones de seguridad de rutina. Nuestro problema es que ellos no desean tomar en consideración -o eso es lo que parece a veces- el problema real: en la guerra, una fracción de segundo hace a menudo la diferencia entre nuestro suspiro de alivio, o el suspiro de dolor de nuestros padres algunas horas después, cuando los oficiales de las FDI golpean a nuestra puerta.

Nosotros o ellos

En muchas ocasiones en un enfrentamiento, es, o ellos o nosotros, y a veces “ellos” resultan ser una mujer caminando en las sombras, un anciano que se asomo en el momento equivocado, o un chico curioso.

He visto mucho en mi vida, y, lamentablemente también vi cuerpos destrozados de niños, mujeres y ancianos que pagaron el precio de la guerra con sus vidas. No hay algo así como guerras estériles. La pregunta es si “Rompiendo el Silencio” entiende que los soldados temen por sus vidas, y disparan.

Esto no significa que los soldados de las FDI no tienen la obligación de ser doblemente cuidadosos, o que las tropas tienen el “gatillo fácil”, pero necesitamos decir claramente lo siguiente, tan cruel como pueda parecer: muchos civiles inocentes mueren durante una guerra -también, pero no solamente – porque los soldados de las FDI buscan proteger sus propias vidas, y sus propias vidas son más importantes para ellos que las vidas de los otros. La guerra no es un juego.

Todos esos miembros honorables de “Rompiendo el silencio” debieron haber hecho una distinción entre una carnicería indiscriminada, realizada por diversión, y la adopción de medidas cautelosas, aun exageradas, para evitar en lo posible el daño a sí mismos. Esta es la forma en que funciona: nuestras tropas ante todo.

Las FDI, y esta es la verdad, examinan cada uno de estos casos, extraen sus conclusiones, y a veces castigan más severamente que otros ejércitos en el mundo. Cuando uno de estos días, por ejemplo, tengamos acceso a los relatos sobre el ejército norteamericano en Irak, resultara que, comparadas con ellos, las FDI fueron como un monasterio habitado por santos.

Es algo bueno que estemos hablando, extrayendo conclusiones y aprendiendo lecciones, y que estemos investigando y formulando cargos, y castigando. Sin embargo, debemos decirnos a nosotros mismos: la vida de un soldado de las FDI es inconmensurablemente más valiosa que la vida de una víctima inocente, cuya muerte debemos lamentar en forma genuina.

Eitan Haber – YNet News (Iediot Ajaronot)
Traducción: Fedora Resnik especial para Noti-Israel

{lang: 'es-419'}

Suscribirse Gratis al Newsletter de Noti-Israel

Metadatos

Fecha de la nota
03/08/2009

Etiquetas de la nota



Comentarios para “Primero nuestras tropas”


  1. FEDERICO expresa que:

    elocuente e instructivo

  2. Seamos claros expresa que:

    Me gusta este escrito puesto que aborda el tema con claridad, una buena dosis de realidad y mucho sentido comun……… Mas claro, echarle agua.

    Excelente nota !!!

  3. elChino expresa que:

    Coincido con Federico, muy elocuente la nota…. Me siento representado por el sentir de su autor.
    .

  4. SuperC expresa que:

    Cuando de uno es el error se aprende a sobrellevar el asunto, pero cuando “otro” te “obliga” necesitas gritarlo, hacer catarsis, comprensión, ante la fustracion de no poder “hacer nada”, es por ello la existencia de “rompiendo el silencio” es para evitar las “balas” sueltas que puedan dañar a la sociedad israeli, no es agradable politicamente, pero para el psique del afectado, necesario.

  5. salvara expresa que:

    siempre con la doble balanza, la vida de cualquiera es inapreciacle, aunque entiendo a los soldados, para quienes la vida mas valiosa es la suya

  6. Yosef/JA expresa que:

    Realmente el artículo es extraordinario y dice verdades como puños. En la guerra es o ellos o nosotros, duro pero real.