Actualidad de Israel y Comunidades Judías del mundo, ofreciendo información y artículos exentos de tendencias negativas hacia Israel.
Ads

19/10/2009

80 años de la incitación sobre Al-Aqsa

 


Warning: Use of undefined constant addtofacebook - assumed 'addtofacebook' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /homepages/12/d93492271/htdocs/noti/enlinea/wp-content/themes/Hamasaki/single.php on line 25

{lang: 'es-419'}

En Israel, la noticia de que el Presidente Obama había sido galardonado con el Nóbel de la Paz se unió a las noticias de una reanudación de la violencia en Jerusalem. Es poco probable que el laureado con el Nóbel se informara sobre los recientes disturbios en Jerusalem, después de todo, entre los muchos conflictos violentos en el mundo que requieren la atención del Presidente, los incidentes ocurridos en Jerusalem son poco más que alteraciones de menor importancia. Pero es una lástima, porque estos acontecimientos cuentan la historia del conflicto del Oriente Medio en formato reducido e ilustran por qué la paz se ha demostrado tan difícil de alcanzar.

El Kotel
El Kotel, o “Muro de las Lamentaciones”

Algunos de los aspectos cruciales se han destacado en un excelente comentario de Marvin Hier y Abraham Cooper que fue publicado la semana pasada en el Jerusalem Post. Hier y Cooper acertadamente hacen contrastar el fácil acceso a la muralla occidental (que puede ser visitada por cualquier persona) con las restricciones impuestas a las visitas al Monte del Templo, donde los no musulmanes sólo tienen acceso en horas estrictamente delimitadas y donde se les prohíbe rezar o realizar cualquier ritual religioso. Sin embargo, y no por primera vez, los acontecimientos recientes han demostrado que la observación de todas esas restricciones aún no garantiza que los visitantes no sean apedreados por los musulmanes palestinos que se ven a sí mismos como heroicos “defensores” de la mezquita Al-Aqsa, amenazada únicamente en su imaginación febril.

Es seguro asumir que estos jóvenes lapidadores nunca se han preguntado cómo es que el “ocupado” Monte del Templo está bajo el control de las autoridades del Waqf musulmán. Si alguna vez se hubieran hecho esta pregunta, sabrían que en 1967, cuando Israel tomó el control de la zona, Israel reconoció la autoridad del Waqf sobre el Monte del Templo como un gesto inmediato de buena voluntad, el cual se produjo después de casi 20 años de control de esa zona por Jordania y durante el cual se impidió a los judíos acercarse hasta el Muro Occidental en violación flagrante del acuerdo de armisticio, y tras haber sido sistemáticamente destruidos y profanados bienes, lugares de culto y cementerios judíos.

La idea de que la mezquita Al-Aqsa está amenazada por los judíos es una invención que se remonta a los días de Haj Amin Al Husseini, el Mufti de Jerusalem, quien más tarde ganó notoriedad como un colaborador nazi. En la década de 1920, Al Husseini renovó el “Haram Al-Sharif” (como es conocido el Monte del Templo en árabe) y comenzó a acusar a “los sionistas” de conspirar para reconstruir el Templo judío. Su continua incitación contribuyó a los brotes repetidos de violencia contra los judíos, que culminaron con la matanza de Hebrón de 1929.

Unos 80 años más tarde, el legado Al Husseini tiene su eco en la propagación de la incitación por gente como el jeque Raed Salah, el jefe de la rama norte del Movimiento Islámico, y el jeque Kamal Khatib, otra figura destacada de este grupo. Ambos líderes islámicos han hecho declaraciones y discursos donde se mezclan una ferviente devoción musulmana, nacionalismo fanático, antisemitismo y racismo. Aunque Salah no da entrevistas a la prensa judía, Khatib declaró en una reciente entrevista en la radio israelí que los judíos no tienen conexión histórica con el Monte del Templo y que la sensibilidad musulmana se siente ofendida por la presencia de guardias de seguridad judíos “de Etiopía”, a quienes se refiere con un insulto racista dirigido contra los negros. En gran medida, algunos de los seguidores del Movimiento Islámico gritaron durante una reciente manifestación una serie de consignas musulmanes triunfalistas utilizadas a menudo en los ataques contra los judíos: “Khaybar Khaybar ya Yahud, saya’oud Muhammad Jish” – es decir: “Khaybar, Khaybar, judíos… el ejército de Mahoma regresará”.

Lo que resulta más deprimente es el hecho de que ningún líder palestino o árabe haya denunciado este tipo de declaraciones ofensivas, las acusaciones sin fundamento y la totalmente indignante negación de la conexión histórica y espiritual judía con Jerusalem y con el Monte del Templo. Todo lo contrario: incluso el famoso Primer Ministro palestino, el “moderado” Salam Fayad, consideró que la incitación era una buena oportunidad de atacar Israel, y los miembros árabes de la Knesset se unieron gozosos a ello.

Los informes de prensa occidental sobre estas violencias siguieron en gran medida ese “balance equilibrado” que refleja la suposición de que si hay violencia palestina debe existir algún hecho que la justifique. Lo que nunca llegarán a ver (ni leer) las audiencias occidentales es cómo en estas ocasiones incluso las mentiras más extravagantes son utilizadas para incitar al fervor musulmán. Éstos son algunos de los absurdos que ofrecía la web “Islamonline” y que publicó una “entrevista” con el jeque Ali Abu- Sheikha, uno de los 200 palestinos que se encerraron en el interior de la mezquita de Al-Aqsa”.

De acuerdo a la imaginación febril del jeque, esto es lo que sucedió:

“La autoridad de ocupación israelí ha movilizado a miles de colonos y extremistas judíos durante Sucot para realizar sus rituales dentro de la Mezquita sagrada de Al-Aqsa. Respaldados y protegidos por la policía israelí, los colonos han subido con tambores y trompetas para realizar sus rituales en el interior de Al-Aqsa. Al desafiar tan descaradamente al mundo árabe y musulmán, los judíos han anunciado su intención de provocar una tormenta en Al-Aqsa… La policía israelí ha instalado barreras en las carreteras que conducen a Al-Aqsa. Todo ello dirigido a facilitar la tarea de los judíos de asaltar la mezquita… Todas las provocaciones de Israel indican un plan para acelerar la construcción del llamado Templo judío… sobre las ruinas de Al-Aqsa. Según la declaración del Ministro del Interior de Israel, hay una sugerencia de dividir Al-Aqsa, entre los musulmanes y los judíos. Por consiguiente, Israel pretende llevar a cabo ese plan durante los próximos días”.

No hay ninguna duda de que a Haj Amin Al Husseini le habría gustado esta historia, precisamente el mismo tipo de incitación que comenzó hace unos ochenta años, cuando no existía la “autoridad de ocupación israelí”. Tal vez el Premio Nóbel ayude a Obama a encontrar una manera de traer la paz a una región donde los líderes religiosos se han servido de mentiras como estas durante muchas décadas, y donde aún hoy, absurdos como estos son ansiosamente creídos por muchos y son aprovechados por los llamados “moderados” para promover su agenda política.

Petra Marquardt-Bigman – Jerusalem Post BlogCentral
Traducción: José Antonio – Safed-Tzfat

{lang: 'es-419'}

Suscribirse Gratis al Newsletter de Noti-Israel

Metadatos

Fecha de la nota
19/10/2009

Etiquetas de la nota



Comentarios para “80 años de la incitación sobre Al-Aqsa”


  1. José Rey expresa que:

    Estamos de acuerdo con las afirmaciones politicas de los moderados que prometen a occidente lo necesario para su congraciación. Pero para cualquier Judío que se precie de serlo genuinamente, la construccion del tercer templo es un objetivo irrenunciable, que tiene que ver directamente con el estado actual de las cosas y situaciones. Israel tiene que ser restaurado en toda su plenitud. Y para iniciar esta plenitud,, Eretz Israel precisa de su templo y el Arca de Hashém.
    ¡¡¡¡Am Israel Jai!!!!

  2. Rompiendo la calumnia expresa que:

    Arabes en IERUSHALAIM: Queremos un muerto, aunque sea uno solo para mostrarlo un millon de veces en las pantallas en el mundo entero y estos judios no nos quiere dar esa sastifaccion. Tiramos tantas piedras, tantos ladrillos, tanto nos esforzamos y nada. Malditos judios…

  3. Abner Avinadad expresa que:

    Pongamos las cosas en las manos de D-os, veran como el lograra quitar esa mezquita de una forma que no quedara duda que fue su mano la que lo hiso y no los Israelies