Actualidad de Israel y Comunidades Judías del mundo, ofreciendo información y artículos exentos de tendencias negativas hacia Israel.
Ads

30/12/2009

Los donantes de órganos, primero

 

{lang: 'es-419'}

Israel está a punto de convertirse en el primer país en dar prioridad en el transplante de órganos a aquellos que se inscriban como donantes. Esta medida, que pretende promover la donación, a la vez plantea un profundo debate ético. La ley ha sido cambiada con la idea de aumentar el índice de donaciones ante las bajas tasas que presenta el país.

De acuerdo con la nueva legislación, las parejas y familiares cercanos de quienes tengan tarjeta de donante también ascenderán puestos en las listas de espera.
En cambio, para los críticos de esta reforma, los pacientes deberían ser tratados según sus necesidades clínicas.

Incentivo

El profesor Jacob Lavee, del Centro Médico Sheba, uno de los máximos defensores de la nueva ley, aseguró en la publicación médica The Lancet que el índice de donaciones en Israel es “deprimente”.
Sólo el 10% de los adultos es portador de la tarjeta de donante. En el Reino Unido, por ejemplo, la proporción es de uno de cada cuatro.
En 2006, Israel estableció el Consejo Nacional de Transplantes, un comité especial que incluye expertos en ética, filósofos, representantes religiosos y cirujanos de transplantes con el objetivo de analizar el problema.
Para la aprobación de su propuesta de aplicar criterios ajenos a la medicina para la adjudicación de órganos fue necesario que el Parlamento israelí elaborara una nueva ley.
Con el nuevo sistema por puntos, aquellos que se hayan inscrito en el registro de donantes tendrán prioridad a la hora de recibir un órgano en caso de necesidad.
Sin embargo, esta ventaja no se aplicará en el caso de donantes vivos que decidan donar un órgano a una persona determinada –un familiar, por ejemplo– y no a una lista de espera más amplia.

Pacientes graves

Al margen del sistema de puntos, los pacientes que necesiten un transplante urgente a causa de su estado crítico, seguirán teniendo ventaja.
En cambio, si hubiera dos personas con exactamente la misma necesidad, el sistema de prioridades entraría en funcionamiento.
El profesor Lavee aseguró que esta nueva política “aporta un incentivo a quienes decidan ayudar a los demás”.
Pero, al mismo tiempo, Lavee reconoce que este método viola el principio de “altruismo verdadero” y el “ideal” de suministrar tratamiento únicamente en función de las necesidades médicas.
Sin embargo, concluyó, es un precio que vale la pena pagar.
“Si esta política redunda en que haya más órganos para transplantes, estaremos promoviendo, de una forma diferente, un avance importante para la medicina, el conseguir el máximo de salud”, apuntó el profesor.

Debate ético

La doctora Vivienne Nathanson, jefa de la sección de ciencia y ética de la Asociación Británica de Medicina (BMA, por sus siglas en inglés), aseguró que el plan israelí plantea dudas importantes.
“Para nosotros sería muy preocupante un sistema que se aparta del tratamiento a los pacientes sobre la base de sus necesidades clínicas”, aseguró Nathanson.
“Una vez que se empieza a dar prioridad a ciertos grupos, por ejemplo a quienes estén inscritos como donantes de órganos, los pacientes que están realmente enfermos y cuya vida peligra si no reciben un órgano podrían acabar al final de la lista de espera”, agregó.
“Esta ley israelí subraya los desafíos a los que se enfrentan países de todo el mundo que quieren aumentar el índice de donaciones de órganos”, señaló el encargado de políticas de la Fundación Británica del Corazón (BHF, por sus siglas en inglés), Mubeen Bhutta.

Otras propuestas

En algunos países, como el Reino Unido, los donantes deben inscribirse en un registro.
“Sin embargo, es importante que los órganos donados estén disponibles para quienes los necesiten más”, añadió.
Tanto la BMA como la BHF apoyan la introducción del sistema de presunción de consentimiento. Con este método, en lugar de ser necesario inscribirse como donante, como sucede en el Reino Unido y otros países, se daría por hecho el consentimiento de los pacientes y sólo se dejarían de utilizar los órganos de aquellos que explícitamente rechazaran la donación.
En Israel, los preparativos para la aplicación de la nueva ley comenzarán a principios de 2010 con una campaña de publicidad.
La legislación entrará en vigor en enero de 2011 y la prioridad se aplicará a quienes hayan estado inscritos en el registro de donantes de órganos durante, al menos, un año.

[BBC]

{lang: 'es-419'}

Suscribirse Gratis al Newsletter de Noti-Israel

Metadatos

Fecha de la nota
30/12/2009

Etiquetas de la nota



Comentarios para “Los donantes de órganos, primero”


  1. YAGOCEUTA expresa que:

    No me gusta.