Actualidad de Israel y Comunidades Judías del mundo, ofreciendo información y artículos exentos de tendencias negativas hacia Israel.
Ads

25/01/2010

Argentina: “Agraviar a otra persona por ser judía no es discriminación”

 


Warning: Use of undefined constant addtofacebook - assumed 'addtofacebook' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /homepages/12/d93492271/htdocs/noti/enlinea/wp-content/themes/Hamasaki/single.php on line 25

{lang: 'es-419'}

La Sala Primera de la Cámara Federal porteña resolvió en ese sentido una cuestión de competencias; la causa se había iniciado luego de que un hombre denunciara a otro por “odio racial”. Consideró que las expresiones de un hombre contra otro por ser judío no constituyen “persecución u odio racial”, como había pedido damnificado, sino que representan un delito por “amenazas”.

Los camaristas Eduardo Freiler y Eduardo Farah resolvieron en ese sentido una cuestión de competencia, planteada entre la Justicia federal y la ordinaria, tras una denuncia presentada por un hombre debido a un episodio ocurrido el 1° de julio de 2009.

Según consta en el fallo, el querellante denunció como persecución y odio racial las frases proferidas por otro hombre hacia él en un bar en Puerto Madero. “Vos sos un judío hijo de puta, te voy a matar. Sos un garca igual que tu familia y todos los judíos…Hitler los tendría que haber matado a todos ustedes”, le dijo el imputado, entre otras cosas.

Las agresiones fueron verbalizadas en el marco de un vínculo comercial basado en la contratación de pasajes aéreos de cabotaje entre el querellante y el imputado.

Para el agraviado, estas palabras constituían un delito que debía ser juzgado en el marco de la Ley 23.592, de penalización de actos discriminatorios. El artículo 3 de dicha norma establece que “serán reprimidos con prisión de un mes a tres años los que por cualquier medio alentaren o iniciaren a la persecución o el odio contra una persona o grupos de personas a causa de su raza, religión, nacionalidad o ideas políticas”.

Sin embargo, para la Cámara “las acciones inspeccionadas no habrían comprometido un interés federal. Ello, por cuanto el contenido de las frases proferidas, por más repudiable que sea, representó un modo -por cierto, poco feliz de exteriorizar el descontento devenido de relaciones comerciales y se enmarcó, en verdad, en una eventual amenaza”.

En ese sentido, los camaristas resolvieron que “siendo que la conducta denunciada no supera una estricta motivación particular, no es la justicia federal la que debe continuar con la investigación”.

Amenazar es más que odio racial

La decisión de que la causa pase a la justicia penal ordinaria fue adoptada el 23 de diciembre pasado, pero sólo se conoció el martes 19. Fue suscripta por los jueces Eduardo Freiler y Eduardo Farah, integrantes de la Sala I de la Cámara Federal.

La denuncia había sido presentada por Bernardo Mamid contra Héctor Alani, quien el 1° de julio de 2009, según la causa judicial, le dijo: “Vos sos un judío hijo de p…, te voy a matar. Hitler los tendría que haber matado a todos ustedes. Si querés denunciame por xenofobia y odio a los judíos”.

Según Mamid, Alani también le gritó: “Te voy a pegar un cohetazo. No me importa nada, total salgo en seis meses por emoción violenta, ya lo averigüé. Yo tengo mucha plata, Denunciame, no me importa nada. Si querés grabame. Sí, soy antisemita y xenófobo. Ustedes me chupan bien la p…, no me importa nada, yo fumo dentro de un tanque de nafta. Mañana quiero la plata”.

El hecho ocurrió a las 12.15 en el interior de un café de Puerto Madero, en Olga Cosettini 1190, y la discusión se dio como consecuencia de las diferencias comerciales existentes entre Mamid y Alani, según consta en el expediente judicial.

Los problemas comerciales se dieron en la contratación de pasajes aéreos de cabotaje, provistos por Mamid a Alani, quien frecuentaba la provincia de Santa Cruz. “La relación se fue deteriorando porque el imputado habría comenzado a incumplir las obligaciones devengadas de los contratos”, según se advierte en la causa judicial.

En primera instancia, para el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 9, los dichos de Alani no se encuadraron en lo establecido por el artículo 33 del Código Penal, que estipula cuáles son los delitos que juzga el fuero federal. La sentencia fue apelada por Mamid.

“El contenido de las frases, por más repudiables que sean, representó un modo -por cierto, poco feliz- de exteriorizar el descontento devenido de relaciones comerciales y se enmarcó, en verdad, en una eventual amenaza de muerte”, sostuvieron los camaristas, pues entendieron que éste último era un delito más grave.

“Siendo que la conducta denunciada no supera una estricta motivación particular, no es la justicia federal la que debe continuar con la investigación”, concluyeron los camaristas al declinar su competencia a la justicia penal ordinaria.

[La Nación]

{lang: 'es-419'}

Suscribirse Gratis al Newsletter de Noti-Israel

Metadatos

Fecha de la nota
25/01/2010

Etiquetas de la nota



Comentarios para “Argentina: “Agraviar a otra persona por ser judía no es discriminación””


  1. Juvenal López M. expresa que:

    Es una pena de lo que sucede en la ignorancia de la Cámara Federal Argentina. Ellos mismos buscan su mal denigrando a un descendiente de Abraham. Benditos serán los que te bendicen y malditos quienes te maldicen.

  2. eladi expresa que:

    la corrupcion en las instituciones no es nuevo en Argentina de hecho es una de la muchas causas de su desastre economico.