Actualidad de Israel y Comunidades Judías del mundo, ofreciendo información y artículos exentos de tendencias negativas hacia Israel.
Ads

23/03/2010

Nueva respuesta al Informe Goldstone

 


Warning: Use of undefined constant addtofacebook - assumed 'addtofacebook' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /homepages/12/d93492271/htdocs/noti/enlinea/wp-content/themes/Hamasaki/single.php on line 25

{lang: 'es-419'}

Hombres armados de Hamás utilizaron a niños palestinos como escudos humanos, y establecieron centros de mando y plataformas de lanzamiento de cohetes Qassam, en cerca de más de 100 mezquitas y hospitales, durante la Operación Plomo Fundido en la Franja de Gaza el año pasado, según un informe israelí que fue dado a conocer el lunes, y que apunta a contrarrestar las críticas contra las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI).

Un nuevo informe de investigación encuentra que instalaciones médicas sirvieron como centros de comando durante la operación en Gaza; 100 mezquitas fueron usadas con fines militares; y la policía fue incorporada dentro de las alas militares del grupo.

El detallado informe, de 500 páginas, obtenido exclusivamente por el Jerusalem Post, fue escrito por el Centro de Información de Inteligencia y Terrorismo (Malam), un pequeño grupo de investigación dirigido por el Coronel (R.), Rubén Erlich, un ex oficial de inteligencia militar que trabaja en estrecha colaboración con el Ejército.

Las FDI y el Shin Bet (Agencia de Seguridad de Israel) cooperaron con los autores del informe, desclasificando cientos de fotografías, videos, interrogatorios de prisioneros y bocetos dibujados por Hamás, como parte de un esfuerzo por contrarrestar las críticas dirigidas contra Israel en el Informe Goldstone, patrocinado por las Naciones Unidas.

El trabajo sobre el informe Malam comenzó inmediatamente después de que el juez Richard Goldstone diera a conocer, en septiembre, su informe condenatorio de la ofensiva de Israel en la Franja de Gaza.

Un ejemplo del material revelado en el informe Malam es un boceto, hasta ahora calificado, de la aldea de Beit Lahiya, en el norte de Gaza, descubierto por tropas de las FDI durante la operación, que detalla el amplio despliegue de dispositivos explosivos improvisados (IED) y de francotiradores, en el interior y junto a casas de civiles.

El boceto fue descubierto en una casa de un agente de Hamás, junto con varios artefactos explosivos improvisados y fusiles Kalashnikov.

“El Informe Goldstone es unilateral, parcial, selectivo y engañoso, ya que acepta simplemente las acusaciones de Hamás en su valor nominal y presenta todo a través de los ojos de Hamás”, dijo Erlich.

El informe Malam proporciona, también, un análisis de otro boceto encontrado durante la ofensiva en el barrio de Atatra, en el norte de la ciudad de Gaza, que demuestra la culpabilidad de Hamás por las subsiguientes muertes y destrucción.

“Por colocar la totalidad de sus armas junto a casas, por operar fuera de viviendas, mezquitas y hospitales, por lanzar cohetes desde junto a escuelas y por el uso de escudos humanos, Hamás es el responsable de las muertes de civiles durante la operación”, dijo Erlich.

El Informe Goldstone plantea que sus autores “no encontraron pruebas que los combatientes palestinos se mezclaran con la población civil, con la intención de protegerse de los ataques”.

El informe Malam, sin embargo, incluye videos descalificadores que muestran cómo Hamás utilizó a civiles como escudos humanos y desplegó sus armas y centros de mando dentro de casas de civiles.

En una vivienda, las FDI descubrieron una nota escrita en árabe que decía: “Somos tus hermanos, combatientes en esta guerra santa, y usamos vuestra casa y algunas de vuestras pertenencias. Lo sentimos”.

Esta nota, dice el informe de Malam, era una clara indicación de cómo Hamás ocupó casas de civiles para atacar a las fuerzas israelíes.

De acuerdo con un interrogatorio a un operativo de Hamás, una célula de Hamás transportó cohetes en la parte trasera de una camioneta en la que también estaban sentados niños. En otros casos, dijo el operativo de Hamás, los combatientes de Hamás se disfrazaban de mujeres embarazadas para asegurarse de que no fueran afectados por las tropas de las FDI.

La información de inteligencia está respaldada por videos, incluyendo uno de los videos tomados por la Fuerza Aérea, del 6 de enero de 2009, que muestra a un terrorista disparando contra tropas, desde el techo de un edificio. Después de detectar a un avión israelí, el terrorista se fue a la entrada del edificio, y les pidió a los civiles de las cercanías que lo ayuden a escapar. Unos momentos más tarde, un grupo de niños llegó a la entrada de la casa y el terrorista se fue.

Otro video del 13 de enero, muestra a un terrorista de alto rango de Hamás, avistado por un avión, caminando solo por una calle. Después de ver el avión, el importante terrorista corrió hacia una mujer de edad avanzada y continuó caminando a su lado. Más tarde, las FDI descubrieron que la “mujer mayor” era, en realidad, un operativo de Hamás disfrazado.

Malam también toma en consideración la afirmación de Goldstone de que “la misión no encontró pruebas de miembros de grupos armados palestinos involucrados en el combate, vestidos de civil”, y como resultado no pudo “encontrar una violación de la obligación de no poner en peligro a la población civil, a este respecto”.

En respuesta, Malam entrevistó a varios oficiales de las FDI, que proveyeron testimonios de que una gran mayoría de los combatientes de Hamás estaban vestidos de civil, y videos de Hamás que mostraban a los combatientes, durante la ofensiva Israelí, vestidos de civil, mientras disparaban morteros y granadas propulsadas por cohetes contra las tropas de las FDI.

El informe Malam tiene una sección entera sobre el uso de mezquitas por parte de Hamás, revelando información de inteligencia de que Hamás utilizó casi 100 mezquitas, en el interior de Gaza, para luchar contra las FDI.

“Hamás utilizó mezquitas, sistemáticamente, como parte de su doctrina de combate”, alega el informe, en contraste con el informe Goldstone, que afirma que la misión no pudo efectuar una determinación sobre el tema.

El informe Malam trae incontables videos y fotografías de decenas de mezquitas, que fueron utilizadas por Hamás para almacenar armas, que funcionaron como centros de comando o cuyos terrenos se utilizaron para disparar cohetes contra Israel.

El informe también detalla el uso de hospitales, por parte de Hamás, durante la ofensiva, proporcionando evidencia de que Hamás disparaba contra tropas de las FDI, desde las adyacencias de, por lo menos, ocho hospitales de la Franja de Gaza y de que escondió armamento y militantes de alto rango, dentro los mismos.

El informe Malam dedica toda una sección para demostrar cómo la policía y las fuerzas de seguridad interna de Hamás estuvieron involucradas en actividades militares y terroristas y no eran, como afirma Goldstone, entidades civiles cuyo único deber era hacer cumplir la ley y el orden.

En contraste con el Informe Goldstone, las FDI están trabajando y tienen planes que se enfocan en liberar, en los próximos meses, las operaciones de las FDI, el informe Malam es acerca de Hamás, sus tácticas de combate y la forma en que opera desde dentro de centros urbanos densamente poblados en Gaza, así como también en los acontecimientos que llevaron a Plomo Fundido, a finales de diciembre de 2008, que, dice Malam, fueron ignorados por Goldstone.

El informe señala cuatro fallas básicas en el Informe Goldstone:

– No se ocupa de la naturaleza de Hamás, sus aspectos terroristas y su ideología.

– Minimiza la gravedad de los ataques terroristas contra Israel, centrándose en el lanzamiento de cohetes durante los seis meses anteriores a la Operación Plomo Fundido, al mismo tiempo que dedica poco espacio a los cohetes y fuego de mortero que comenzaron en 2001.

– No se ocupa de la escalada militar de Hamás en la Franja de Gaza, en el año que precedió a Plomo Fundido, que amenazaba a Israel pero, al mismo tiempo, proporciona amplia cobertura histórica al conflicto palestino-israelí.

– Ignora el papel que Irán y Siria jugaron en Gaza, ayudando a Hamás y suministrándole explosivos y armas.

[Jerusalem Post (Yaakov Katz) – 15/03/2010 – Traducción para porisrael.org : José Blumenfeld]

{lang: 'es-419'}

Suscribirse Gratis al Newsletter de Noti-Israel

Metadatos

Fecha de la nota
23/03/2010

Etiquetas de la nota



Comments are closed.