Actualidad de Israel y Comunidades Judías del mundo, ofreciendo información y artículos exentos de tendencias negativas hacia Israel.
Ads

14/10/2010

Provocativa visita de Ahmadinejad al Líbano

 

{lang: 'es-419'}

El presidente iraní es blanco de críticas de la mayoría parlamentaria y de la prensa libanesa, de Israel y de Estados Unidos, que ven en este viaje una intención desestabilizadora de un país que goza de una paz precaria y una frágil unidad interna

La llegada del presidente iraní no cae bien a la mayoría parlamentaria libanesa pro occidental que acusa a Teherán de considerar al país como “una base iraní en el Mediterráneo”.

“¿Qué viene a hacer Ahmadinejad al Líbano?”, se pregunta también un editorialista del diario libanés L’Orient Le Jour. “Buscamos todavía el interés de su visita. ¿Quién es este hombre, sino el actor extravagante de una novela que dice, entre otras cosas, que Israel va a desaparecer?”, sigue diciendo el autor de la nota, Fady Noun.

Es en función de estas críticas que Ahmadinejad trató de presentarse ante Beirut como un hermano protector, portador de respaldo y de dinero en forma de créditos y dijo que su país apoyaba “un Líbano fuerte y unificado”. Sin embargo, en la práctica el respaldo de Irán tiene por destinatario a Hezbollah, el movimiento extremista armado chiíta al cual Irán apadrina y que tiene una representación minoritaria en el seno del gobierno de unidad. Es por esto que la dirigencia libanesa denuncia el respaldo a una facción (ver nota relacionada) y es también por ello que Ahmadinejad se cuidó hasta ahora de mencionar a Hezbollah en su visita.

El propio grupo chiíta calcula que la ayuda iraní a la reconstrucción de sus feudos en el sur del Líbano y de los suburbios del sur de Beirut luego de la ofensiva israelí de 2006 en mil millones de dólares. Los analistas occidentales también afirman que Irán habría rearmado al Hezbollah, organización calificada de terrorista por Estados Unidos y que admite poseer más de 30.000 cohetes y misiles. Hassan Nassrallah, el jefe del también llamado “partido de Dios”, subrayó que el Líbano debía rendir homenaje a Irán por su apoyo a los “movimientos de resistencia en la región”, haciendo también referencia al Hamas palestino.

El presidente iraní fue recibido por el presidente del Líbano, Michel Souleiman, un cristiano maronita. Pero después de la audiencia que le concedió, éste se cuidó de comunicar a la prensa que había transmitido a Ahmadinejad “la importancia del mantenimiento de la unidad nacional libanesa, del apoyo al Estado y a las instituciones y del fortalecimiento de los fundamentos de su estabilidad”.

El editorialista de L’Orient Le Jour acusó también a Ahmadinejad de estar “instalado en el confort de su tiranía” y de “reprimir y torturar a sus opositores” y concluyó: “¿Qué interés representa esta visita, puesto que no es un paso hacia la paz?”.

El interrogante hace referencia a la intención de Ahmadinejad de dirigirse al sur de Líbano, a la localidad fronteriza de Bint Jbeïl, desde la cual Israel puede ser observado con binoculares y arrojar una piedra hacia la frontera. Esta presencia a un kilómetro de su territorio, es tomada como una provocación por la opinión pública y la dirigencia israelí. El vocero del ministerio de Relaciones Exteriores, Yigal Palmor calificó la visita de “provocadora y desestabilizante”. “Sus intenciones son manifiestamente hostiles y viene a jugar con fuego”, agregó.

Otra fuente del gobierno israelí, cuya identidad se mantuvo en reserva, dijo a AFP que “el presidente iraní vino como un jefe militar que pasa revista a sus tropas, los terroristas de Hezbollah, usados como brazo armado de Irán en al región”.

Ahmadinejad había dicho que el propósito de su visita al Líbano era expresar solidaridad con esa nación a la que prometió no abandonar jamás “frente a las animosidad, proveniente principalmente del régimen sionista”.

También la Casa Blanca calificó esta visita como una “nueva provocación” por parte de la cabeza del régimen iraní. Hillary Clinton, de gira por Kosovo, previno contra todo intento de “desestabilizar el Líbano o avivar las tensiones allí”. “Esperamos que ningún visitante haga o diga nada que sea susceptible de suscitar mayores tensiones e inestabilidad en ese país”.

[Infobae]

{lang: 'es-419'}

Suscribirse Gratis al Newsletter de Noti-Israel

Metadatos

Fecha de la nota
14/10/2010

Etiquetas de la nota



Comentarios para “Provocativa visita de Ahmadinejad al Líbano”


  1. eladi expresa que:

    Mandarle unos aviones..solo para ver como se esconde…