Actualidad de Israel y Comunidades Judías del mundo, ofreciendo información y artículos exentos de tendencias negativas hacia Israel.
Ads

20/07/2011

EE.UU.: Nueva York, horrorizada por el atroz crimen de un niño judío

 


Warning: Use of undefined constant addtofacebook - assumed 'addtofacebook' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /homepages/12/d93492271/htdocs/noti/enlinea/wp-content/themes/Hamasaki/single.php on line 25

{lang: 'es-419'}

El barrio de Borough Park en Brooklyn (en el sudoeste de la ciudad de Nueva York), una de mayores comunidades jasídicas fuera de Israel, amaneció el miércoles último teñido de luto y de sangre. Más de 2.000 voluntarios se habían movilizado a la busca de Leiby Kletzky, un niño de 9 años que había desaparecido el lunes, cuando regresaba caminando de un campamento de verano.

La búsqueda desesperada concluyó con el hallazgo del cuerpo descuartizado del niño dentro de una valija roja que fue arrojada a un tacho de basura. La policía encontró más restos mortales del pequeño en la heladera del presunto asesino, Levi Aron, localizado gracias a un video de seguridad en el que se lo veía caminando con el niño a la altura de Dahill Road, minutos antes de su desaparición.

“Un niño de 9 años, asesinado y arrojado a la basura ¿en qué mundo vivimos?”, se lamentó Dov Hikind, representante del distrito electoral en la Asamblea de Nueva York, que había logrado reunir 125.000 dólares en donaciones para recompensar a quien ayudara a dar con el paradero del pequeño Leiby.

“Todos estamos en estado de shock, no podemos creerlo, ni comprenderlo”, admitió Hikind. “Primero la desaparición, y ahora todos estos detalles horribles… y el hecho de que ha sido alguien de esta comunidad”.

La policía confirmó que el sospechoso está bajo custodia, aunque no dio otros detalles. Varios vecinos describieron a Levi Aron como “mentalmente inestable” y aseguraron que toda su familia se comportaba “de un modo extraño”, aunque cumplían regularmente con sus preceptos religiosos.

Cientos de judíos ortodoxos de otros barrios de Nueva York se trasladaron a Borough Park para unirse al duelo de la familia y de la comunidad, rastrillada durante días por un tropel de policías y de agentes del FBI que se unieron a la búsqueda.

El miércoles a la mañana, el portavoz de la policía de Nueva York, Paul Browne, confirmó los temores. Habían hallado el cadáver del niño, descuartizado y contenido en bolsas de plástico en el interior de una valija roja, arrojada a un contenedor de la basura en otro barrio de Brooklyn.

Poco después se confirmó el que otros “restos mortales” del pequeño fueron descubiertos en la heladera de Levi Aron, el sospechoso grabado por una cámara de seguridad en compañía del niño. Aron vivía en un apartamento solo, en el mismo edificio que sus padres. Los únicos antecedentes que tenía eran por orinar en la vía pública.

La primera comparecencia ante el juez de Levi Aron ha servido para dejar constancia en cualquier caso de su inestabilidad mental. Después de firmar la confesión y contar hasta el último y espeluznante detalle, decidió declararse “no culpable”. A la pregunta sobre la motivación del crimen, respondió que lo hizo porque sufrió “un ataque pánico”, cuando supo que miles de voluntarios ultraortodoxos estaban buscando al niño y habían ofrecido una recompensa.

El asesino declaró que el lunes, tras su encuentro fortuito en plena calle, decidió llevarse al niño a una boda. La Policía sospecha sin embargo que fue ese mismo día cuando cometió el crimen. Levi asegura que le sofocó con una toalla; en sus brazos hay rasguños y arañazos que demuestran que, usara el método que usara, el niño opuso resistencia.

Levi, 35 años, había estado dos veces casado y su primera mujer -Diana Diunov- fue detenida por contrabando de diamantes. A su segunda esposa, Debbie Kivel, la conoció en un sitio web para búsqueda de pareja entre judíos. Se mudó con ella a Germantown, Tennessee, y allí llegó a trabajar como carnicero, de ahí su destreza con los cuchillos (aunque los clientes se quejaban porque era excesivamente meticuloso y lento).

El segundo matrimonio duró apenas ocho meses. Kivel tuvo que pedir tiempo después una “orden de protección” porque su ex marido no dejaba de acosarle e incluso una vez, en mitad de la noche, forzó la puerta de su casa y se metió mientras estaba dormida en su cama. Aunque en sus recientes declaraciones a los medios ha sido bastante benigna con él, Kivel aseguró en su día ante la policía que su marido tenía “un problema de conducta”, que era “un psicópata sexual” y que llegó a amenazar con suicidarse si no satisfacía sus deseos sexuales.

La policía está intentando reconstruir las últimas horas de vida del pequeño Leiby, que al parecer fue abordado en plena calle por el extraño. En el video de seguridad puede verse cómo cruza el semáforo tras él. Se sospecha que se subió al coche de color oro y marca japonesa, que fue clave para poder localizar al presunto asesino (que se había pasado minutos por la consulta de un dentista cercano).

El suceso ha conmocionado a la ciudad entera, transitada a diario por miles de niños que van y vienen de vuelta de sus campamentos de verano. La policía de Nueva York ha pedido a los padres que extremen las precauciones, que se aseguren de las rutas que siguen sus hijos y que procuren tenerlos periódicamente localizados.

[La Capital – La República – El Mundo]

{lang: 'es-419'}

Suscribirse Gratis al Newsletter de Noti-Israel

Metadatos

Fecha de la nota
20/07/2011

Etiquetas de la nota



Comments are closed.