Actualidad de Israel y Comunidades Judías del mundo, ofreciendo información y artículos exentos de tendencias negativas hacia Israel.
Ads

11/09/2011

Para los musulmanes israelies, Ramadan es una oportunidad de celebrar el Islam en el Estado Judio

 


Warning: Use of undefined constant addtofacebook - assumed 'addtofacebook' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /homepages/12/d93492271/htdocs/noti/enlinea/wp-content/themes/Hamasaki/single.php on line 25

{lang: 'es-419'}
La semana pasada, soldados musulmanes y judios se reunieron luego de un día de entrenamiento para compartir la cena de iftar, la tradicional cena que corta el ayuno diario del Ramadan, y que se realiza a la caída del sol, durante el mes en que se observa la festividad islámica.
“Ramadan no es un día como el 17 de Tamuz o Tisha B’Av” explico el Coronel Ahmed Ramiz, jefe del Directorio de Minorías en la Sección de Recursos Humanos de las Fuerzas de Defensa de Israel. “Afecta mucho en una organización como la nuestra, tener tanta gente ayunando durante 30 días, porque somos el ejército. No paramos por 30 dias, ni siquiera por un dia. Pero durante días como estos, tratamos de tener en mente sus necesidades, y ayudarlos como podamos.”
Ramadan -un ritual de un mes de duración durante el cual los musulmanes no comen, beben, fuman ni mantienen relaciones sexuales durante las horas del día – está formalmente reconocido en los lugares de trabajo de Israel. A pesar de eso, al igual que con otras festividades musulmanas, aun no forma parte del mapa cultural del Estado Judio, mas enfocado en Rosh Hashana, Pesaj y el dia de la Independencia.
“Por cierto, uno obtiene sus días francos, y sus días mas cortos en Ramadan. Pero hay un problema de legitimización; la lengua árabe y sus festividades y cultura están marginalizadas,” opina Amnon Be’eri Sulitzeanu, director co-ejecutivo del “Abraham Fund Initiatives”, que promueve la igualdad y coexistencia en Israel. “Debemos legitimizar la cultura arabe de modo que los ciudadanos arabes se sientan legitimizados, y sientan que Israel es su patria, y que los ciudadanos judios reconocen su cultura, herencia y tradición.”
En el Servicio Civil de Israel, Ramadan es una parte aceptada del calendario anual, figura en una combinacion de vacaciones y dias personales como cualquier otra festividad religiosa, ya sea judía, cristiana, druza, armenia u ortodoxa griega. Del mismo modo que ciertos días significativos del calendario judio – tales como el ayuno de Tisha B’Av, o la semana de Januca, cuando los chicos no tienen clase en las escuelas, pueden tomarse como días personales, así tambien en Ramadan. Debido a que el calendario islamico, a diferencia del hebreo, carece de un mes “bisiesto”, la fecha del Ramadan varía de año en año y puede caer de cualquier estación del año.
Los musulmanes observantes del Ramadan generalmente requieren algunos permisos en sus lugares de trabajo.
Algunos solicitan llegar mas tarde para poder comer su sahar , su desayuno de pre-madrugada, o dejar el trabajo más temprano, para prepararse para el iftar , la cena después de la caída del sol. Los voceros de la Compañía municipal de aguas de Jerusalen, el Bank Hapoalim, y el Centro Medico Hadassah explicaron los detalles de los arreglos especiales que ofrecen a los observantes para el Ramadan.
En Jerusalem, la municipalidad anuncia el comienzo del mes con cañonazos disparados desde un arsenal situado en el este de Jerusalem, y continúa todo el mes anunciando de igual modo la salida y la puesta del sol, para marcar el comienzo y el fin del ayuno diario.
La municipalidad también patrocina un concurso anual online que este año contó con 800 participantes de todo Israel. Jerusalem también festeja el Ramadan con luces festivas a lo largo de los portones de la Ciudad Antigua y suministra alimentos especiales a familias carenciadas musulmanas y cristianas. Ademas, varias ONGs auspician diálogos interreligiosos y cenas iftar en todo el pais.
En la Residencia Presidencial en Jerusalem, el Presidente Shimon Peres ha presidido cenas iftar . Un domingo, fue anfitrion del vice-embajador de Egipto en Israel, Mustafa Al-Khani, y el embajador de Jordania en Isrel, Difla Ali al Faiz. También el embajador de Israel en Washington, Michael Oren, tenia agendada una cena como anfitrión.
Las fuerzas de Defensa de Israel, que tienen cientos de soldados musulmanes, principalmente beduinos, que observan el Ramadan, hace arreglos para que puedan comer y rezar en los tiempos estipulados, según Ramiz.
“El Departamento de Recursos Humanos del ejército se ocupa de los arreglos, y también les aliviamos su entrenamiento físico si es necesario” explica Ramiz. “Si eres un soldado combatiente, y corres 12 kilómetros, pierdes una gran cantidad de agua, así que tratamos de acortar ciertos entrenamientos, dándoles mas clases durante el Ramadan. Los soldados que trabajan en oficinas, pueden ir a sus casas más temprano para iftar .
Pero Be’eri-Sulitzeanu, de la “Abraham Fund initiatives” dice que Israel necesita celebrar a nivel nacional una tradición observada de alguna manera por una quinta parte de sus ciudadanos . Su organización trabaja con una ciudad o región judía-árabe cada año, organizando una iftar con líderes judíos y árabes. Este año, los huéspedes fueron el Intendente árabe de Rahat, una ciudad beduina en el Neguev, y líderes judíos locales.
” No somos una compañía industrial”, dice Be’eri-Sulitzeanu. “Lo que estamos tratando de hacer es aumentar la conciencia y la atención a estos eventos culturales árabes.”
Khaled Diab, un periodista egipcio-belga que vive actualmente en Jerusalem, escribió recientemente una columna en el Jerusalem Post en el que dice que judíos y musulmanes pueden encontrar mucho en comun en los ayunos que son comunes a las tres religiones abrahamicas. Diab notó que las palabras para ayuno también son similares: tzom en hebreo y saum en árabe. También es similar el comportamiento de los individuos no- observantes, que se abstienen de comer en público.
Para Hassan Saym, un ex-jordano que emplea unos 10 jóvenes árabes en su lavadero de autos en la carretera de Belén, en el barrio judío de Baka, Ramadan puede ser una temporada muy dura para lavar autos. Sus empleados a menudo no están en condiciones de llevar a cabo un trabajo físico duro durante ese mes.   Aquellos que no son tan estrictamente observantes como sus familias creen, no traen comida de casa porque se supone que ayunan, y no pueden comprar comida localmente, por los precios.
Algunos beben coca cola y comen bizcochitos mientras trabajan, pues no pueden permitirse comprar comida en las cercanías, explica Saym. Pero sus clientes judíos entienden la situación, añade.
“Siempre preguntan si trabajamos en Ramadan, y a menudo se conforman con solo una limpieza externa. Por suerte que Ramadan no coincide con Pesaj, cuando todos necesitan tener su auto bien limpio”
Autora: Jessica Steinberg – JTA, Agosto 23, 2011
Traducción: Fedora Resnik especial para Noti-Israel
{lang: 'es-419'}

Suscribirse Gratis al Newsletter de Noti-Israel

Metadatos

Fecha de la nota
11/09/2011

Etiquetas de la nota



Comments are closed.