Actualidad de Israel y Comunidades Judías del mundo, ofreciendo información y artículos exentos de tendencias negativas hacia Israel.
Ads

13/11/2011

El mito de la traición a un Rabin “izquierdista” por parte de un público israelí “derechizado”

 

{lang: 'es-419'}

 

Esta noche, cuando el día en memoria del asesinado primer ministro Yitzhak Rabin comience, será un buen momento para desacreditar un mito que recientemente ha adquirido una gran difusión: que la población de Israel se ha convertido en cada vez más derechista, lo que constituye un importante obstáculo para la paz. Este mito fue popularizado por el ex presidente Clinton, pero también resurge con frecuencia en el discurso académico. Un estudio publicado en septiembre por el centro radicado en Washington “Center for Strategic and International Studies”, por ejemplo, proclamó que “hoy en día la población judía de Israel es más nacionalista, más conservadora religiosamente, y más de línea dura en lo referente a la política exterior y la seguridad que hace una generación, y sería irreconocible para los fundadores de Israel (sionismo socialista)”.

Sin embargo, el propio Rabin, el ídolo de los que propagan este mito, es la mejor refutación posible de dicho mito. Todo lo que tienen que hacer es leer su último discurso ante la Knesset, un mes antes de su muerte, y se darán cuenta de lo lejos que ha viajado la izquierda de Israel (con referencia a las posiciones de Rabin) desde entonces.

Por ejemplo, la visión de Rabin de una solución definitiva del conflicto era un Israel viviendo junto a una entidad palestino “inferior a un estado”. Hoy en día, incluso los “derechistas” del primer ministro Benjamin Netanyahu defienden abiertamente un estado palestino.

Rabin preveía una “Jerusalén unida, que incluirá tanto a Ma’ale Adumim como a Givat Ze’ev [dos asentamientos cercanos”, como la capital de Israel, bajo la soberanía israelí”. Desde entonces, dos primeros ministros israelíes han ofrecido conceder a los palestinos Jerusalén Este, incluyendo el Monte del Templo y la mayor parte de la Ciudad Vieja.

Rabin declaró que “el límite fronterizo de seguridad de Israel se encontraba en el valle del Jordán, en el sentido más amplio del término”. Desde entonces, dos primeros ministros de Israel han ofrecido ceder a los palestinos casi toda Cisjordania, incluyendo el Valle del Jordán, y hasta los “derechistas” de Netanyahu presuntamente accedieron a negociar las fronteras sobre la base de las fronteras de 1967.

En la lista de Rabin de aquellos bloques de asentamientos que Israel retendría estaba Gush Katif, en Gaza. Desde entonces, Israel se ha retirado de cada centímetro de Gaza.

Rabin se comprometió a “no desarraigar un solo asentamiento en el marco de un acuerdo provisional, y en no obstaculizar la construcción que correspondiera a un crecimiento natural (de los naturales del lugar)”. Desde entonces, Israel ha desarraigado 25 asentamientos (21 en Gaza y cuatro en Cisjordania) y ello sin un acuerdo final sobre el estatuto, mientras que el “derechista” Netanyahu aplicó por vez primera en Israel una moratoria en la construcción de asentamientos (durante 10 meses), e incluyendo en ella “la construcción por crecimiento natural”.

La opinión pública israelí también se ha movido considerablemente a la izquierda. Hace dos décadas, por ejemplo, un estado palestino era un anatema para la mayoría de los israelíes, y su sostén sólo correspondía a la franja de la extrema izquierda. Hoy, las encuestas muestran consistentemente un apoyo abrumador a un Estado palestino en casi toda Cisjordania y Gaza.

Sólo en una cuestión los israelíes se han movido clara y realmente hacia la derecha: un número mucho menor cree actualmente que el “proceso de paz” finalmente traerá la paz. En abril de 1996, por ejemplo, el 47% esperaba que la paz entre israelíes y palestinos se alcanzaría “en los próximos años”, mientras que el 32% no lo creía. En octubre de 2011, sólo el 32% prevée que la paz pueda lograrse a corto plazo, mientras que el 66% no lo cree. Estos últimos resultados han sido más o menos constantes desde hace años.

Sin embargo, eso no tiene nada que ver con unos israelíes cada vez más “nacionalistas” o “conservadores religiosos”, sino todo lo relacionado con su dura experiencia: Desde 1993, Israel ha evacuado el sur del Líbano, Gaza y grandes trozos de Cisjordania sólo para ver como esos territorios se convertían en bases de terroristas anti-israelíes, y mientras sus “socios palestinos para la paz” se negaban a reconocer un Estado judío o bien no cesaban de preconizar su destrucción a través de una afluencia de millones de “refugiados” palestinos.

Si el mundo realmente quiere ver una paz entre israelíes y palestinos, debe comenzar a abordar estos problemas muy reales.

Culpar al callejón sin salida actual al giro hacia la derecha de la población israelí sólo nos permitirá asegurar que la paz seguirá siendo un sueño inalcanzable.

Autoría: Evelyn Gordon – Commentary – 12/11/2011 – Traducción: Safed-Tzfat

{lang: 'es-419'}

Suscribirse Gratis al Newsletter de Noti-Israel

Metadatos

Fecha de la nota
13/11/2011

Etiquetas de la nota



Comentarios para “El mito de la traición a un Rabin “izquierdista” por parte de un público israelí “derechizado””


  1. gustavo perelmuter expresa que:

    En la nota no se tiene en cuenta para nada, la inclusion de una tercera posicion, el Centro, pero el Centro Independiente de ambas politicas. Porque no tomar de cada posicion lo que en el momento conviene a los intereses de Israel.

  2. Dam7Esh expresa que:

    Shalom.
    Creo que ninguna posicion izquierdizta o de rebelion, le agrada a ELOHIM, en la torah esta claro, ver: Bereshit 16: (todo el capitulo) y hay muchas historias mas en la tora y los profetas con relacion a la rebelion o la mal llamada izquierda en nuestros dias.
    Shalom

  3. Galia expresa que:

    Israel vive actualmente una lucha interna contra la izquierda antisionista que hay dentro del propio parlamento israelí.
    La izquierda y el sionismo patriótico son dos polos opuestos.
    Gracias a Dios,tenemos actualmente en el gobierno israelí, parlamentarios jóvenes que defienden y representan con orgullo la voz de la mayoría de la población, que los medios de comunicación tratan de ocultarlos y no darles a esas voces el derecho democrático de la expresión, por lo tanto no es nada raro que el pueblo israelí se vuelque cada vez más a la derecha.
    La misma izquierda los “empuja” necesariamente a ello.

  4. SAMU expresa que:

    EN ESTE COMPLICADO TABLERO DE INTERESES POLITICOS ,FINANCIEROS ,ESTRATEGICOS ,IDEOLOGOCOS , ETC ,…ISRAEL JUEGA SUS MOVIMIENTOS SEGUN LAS REGLAS DE SUPERVIVENCIA ., LA AMENAZA PERMANENTE DE UN ATAQUE DE PARTE DEL TERRORISMO PALESTINO CON CONOTACIONES DE FANATISMO RELIGIOSO MUSULMAN ES UN POTENTE GENERADOR DE DISCRIMINACION RACISTA ANTIJUDIA ,ANTIISRAELI ., ASI VEZ CREA UN CLIMA DE DISCORDIA CONSTANTE NADA PROPICIO PARA UN ACUERDO PACIFICO ENTRE ISRAEL Y LOS PALESTINOS ,LAS PRESIONES INTERNACIONALES A ISRAEL ,EL CHANTAJE , LA AMENAZA , LA EXTORSION DE CIERTOS ORGANISMOS INTERNACIONALES FRANCAMENTE PARCIALIZADOS TRATANDO DE SOMETER Y DESPROTEGER LOS JUSTOS DERECHOS DEL PUEBLO ISRAELI A SU AUTO DEFENSA SON RESPONSABLES DE DAR A LOS EXTREMISTAS MUSULMANES UNA BUENA EXCUSA PARA SU POSICION DE VIOLENCIA TERRORISTA ….