Actualidad de Israel y Comunidades Judías del mundo, ofreciendo información y artículos exentos de tendencias negativas hacia Israel.
Ads

08/01/2012

El incendio de Chile – Editorial de The Jerusalem Post

 

{lang: 'es-419'}

Siempre es lamentable cuando se incendian grandes extensiones de reservas naturales. Hasta que se logra alguna regeneración, los restos carbonizados tiran fuerte de nuestras fibras sensibles. Nadie sabe esto mejor que nosotros, los israelíes, ya que en nuestra árida tierra no mucho crece sin cultivo intensivo, protección y esfuerzo. Aquí, difícilmente algún daño puede ser reparado sin un inmenso esfuerzo y educación.

Después de haber visto a nuestro hermoso (y para este país casi único) bosque del Carmel reducido a cenizas el año pasado, podemos identificarnos mejor que la mayoría con Chile, después que los incendios devastaron tramos del Parque Nacional Torres del Paine, en la Patagonia. Tras haber acumulado inigualable experiencia en reforestación, Israel ha de hecho ofrecido a Chile ayuda en la rehabilitación de las 11.000 hectáreas afectadas, un tercio de las cuales es bosque nativo y el resto, pastizales y estepas.

Pero, por desgracia, éste no es nuestro vínculo con el desastre. Israel tuvo gran influencia en este episodio por el arresto del mochilero israelí de 23 años Rotem Singer, quien fue acusado de haber encendido el fuego. Los cargos contra él no eran muy claros, pero la fiscalía sostiene que prendió una hoguera para quemar papel higiénico sucio y no la apagó totalmente. No parece que sea acusado por un incendio premeditado, sino de negligencia.

Singer rechaza toda conexión con lo que haya devastado el parque nacional. Su compañero de viaje, Mandi Gisser, es igualmente categórico acerca de que Singer nada malo hizo. Por un lado, Singer acampó a un kilómetro del punto de inicio estimado de la conflagración y eso fue casi un día antes de que los bomberos chilenos aparecieran por primera vez en la escena.

Dos días después, las autoridades comenzaron a interrogar a los campistas, entre ellos a Singer, quien no habla español y cuyo traductor era apenas competente en inglés. Con graves irregularidades de comunicación, Singer fue individualizado como el único sospechoso.

Para estar seguros, incluso los investigadores locales no son unánimes en culparlo debido, entre otros, al hecho que las regiones normalmente con lluvias del sur de Chile están ahora extraordinariamente resecas por olas de calor récord y prolongadas sequías que han convertido a los matorrales en excelentes combustibles. Además, hubo múltiples incendios.

Pero los malentendidos y la presteza para echarle la culpa a un solo sinvergüenza no son infrecuentes cuando las cosas están muy mal. Es lo que ocurrió después y que tiñe a este episodio en particular con colores siniestros, y esto va más allá de los hechos del caso y con independencia de si Singer es inocente o culpable.
Él fue arrastrado a la corte casi como si tuviera un guante en los pies (foto), acompañado por estridentes gritos de “judío asqueroso”.

Visiblemente alterado y confundido, fue amenazado con dañarlo físicamente. Incluso después de haber sido liberado bajo fianza en el pueblo de Puerto Natales, Singer tiene miedo y mantiene un perfil bajo para no ser víctima de “justicia” ciudadana.

Poco puede hacer para evitar el peligro. Sigue bajo estrictas condiciones restrictivas y debe reportarse periódicamente a la policía. Su pasaporte fue confiscado y tiene prohibido alejarse de la región de la Patagonia hasta su juicio.

Considerando las repulsivas manifestaciones de odio salvaje que recibieron a Singer en su primera aparición en la corte no es inapropiado o injustificado preguntarse qué tipo de audiencia justa puede esperar recibir.

Cualquiera que sea la verdad en este caso, y más allá qué haya incendiado el desierto patagónico, seguramente nada debería tener que ver con el hecho que Singer sea judío. Sin embargo, para los espectadores que colmaron la sala de audiencias, su identidad era el único factor pertinente y suficiente para erradicar toda duda sobre su culpabilidad.

Esto no termina con los gritos de una turba furiosa. Alejandro Navarro, el titular del Comité de Medio Ambiente del Senado chileno, se apresuró a exigir que Israel pague una compensación. Navarro, quien es conocido por sus extremistas pronunciamientos antiisraelíes y pro árabes, se apresuró a negar motivos antisemitas.

La mayoría de los antisemitas del mundo de hoy son destacados practicantes de acompañar sus invectivas con instantáneos descargos similares; por ahora, una esperada parte del patrón.

Sin embargo, lo que hay que señalar a la opinión pública chilena es que un componente central de la judeofobia a través de los siglos fue acusar a un gran e irreprochable colectivo por la supuesta transgresión de una persona (estuviese o no probada).

¿Cómo, por ejemplo, se sentirían los chilenos si todos fueran hechos responsables por las (malas) acciones de cualquier turista chileno?

[AJN]

{lang: 'es-419'}

Suscribirse Gratis al Newsletter de Noti-Israel

Metadatos

Fecha de la nota
08/01/2012

Etiquetas de la nota



Comentarios para “El incendio de Chile – Editorial de The Jerusalem Post”


  1. Rebecca expresa que:

    Le escribo para recctificar q no es desierto en la Patagonia chilena si no un sector de mucha vegetación protegido x nuestro país ,y uno de los pocos Santuarios de LA NATURALEZA,y qsi tuvo implicancia este sr israelí en el incendio ,bueno la justicia chilena dara su veredicto ,solo se q no es 1era vez q se atenta accidentalmente o intencionalmente contra este parque y lo lamentable es las vidas de los seres q cohabitan en ese lugar x q nadie hace ni dice nada sobre ellos y unos pocos dolares no podran remplazar la perdidas de esas vidas de nuestros hnos menores .
    ATTE Rebecca

  2. Gersom expresa que:

    Soy chileno y amante de Israel,y es mi deseo recordar un hecho puntual, hace unos años ha , un mochilero chileno ,que andaba en el Cuzco ( Perú ) ,cometió un acto INTENCIONAL , en el también patrimonio de la humanidad , RAYANDO con pintura Spray los muros de aquella fortaleza Inca .Créo personalmente , Que es importante separar lo que es intencional,de lo casual ,obviamente ,no tiene parangón (comparación), 11.000 hectáreas , pero NO ES MOTIVO ,para que acá en Chile ,haya actos anti-judíos,de los cuales ,me avergüenzan como ciudadano chileno, y créo ,ademas que fué casual , y lo otro es que NO ESTÁ PROBADO JUDICIALMENTE si fué el. Si a esto agregamos que Chile es considerado por los própios israelíes COMO UN LUGAR , SEGURO , para vacacionar ,solo puedo decir Dios les bendiga mucho,y estoy con Uds.Saludos