Actualidad de Israel y Comunidades Judías del mundo, ofreciendo información y artículos exentos de tendencias negativas hacia Israel.
Ads

12/05/2012

NETANYAHU SORPRENDE Y FORMA NUEVO GOBIERNO EN ISRAEL

 

{lang: 'es-419'}

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, y el líder de la oposición, Shaul Mofaz, se reunieron el lunes y acordaron la formación de un gobierno de unidad nacional y cancelar las elecciones anticipadas, que estaban previstas para septiembre.

 

 

Las facciones del Likud y Kadima se reunieron durante la madrugada del martes y aprobaron la iniciativa.
Netanyahu -que llegó a la reunión del Likud junto a su ex jefe de gabinete Natan Eshel- le dijo a la facción del Likud que el contacto con Mofaz, sobre la formación de un gobierno de unidad comenzó hace unos días, y dio sus frutos.
Eshel, al parecer, desempeñó un papel importante en la negociación de un acuerdo.
Ahora, según el acuerdo, Kadima respetará la conformación del actual gobierno hasta el final oficial de su mandato el 22 de octubre de 2013.

Mofaz, nacido en Irán, también se convertirá en viceprimer ministro, y reemplazará al primer ministro cuando Netanyahu esté en el extranjero. Además, ejercerá como ministro sin cartera e integrará el Gabinete de Seguridad.

El acuerdo también prevé la creación de un comité que trabajará en la aprobación de una alternativa a la ley que permite a los hombres ultraortodoxos aplazar indefinidamente el servicio militar.

 

La posición de Mofaz sobre Netanyahu

 

Nada hacía prever un acuerdo de unidad, si es que se tomaban en consideración las declaraciones que hasta  hace poco tiempo emitía públicamente Mofaz, el hoy aliado de Netanyahu.

 

En una entrevista con el diario Haaretz antes de las elecciones primarias de su partido Kadima, Mofaz insistió en que, si era elegido, no se uniría a un gobierno liderado por Netanyahu.

 

“Kadima bajo mi liderazgo se mantendrá en la oposición. El gobierno actual representa todo lo que yo creo que está mal en Israel, . ¿Por qué nos uniríamos a ella?” dijo antes de ganar las internas a través de las cuales desplazó a Tzipi Livni del liderazgo de Kadima.

Lo que deja el acuerdo

Si no se producen rupturas hasta los próximos comicios, previstos para octubre de 2013, el país estará en manos de una coalición de 94 de los 120 miembros de la Kneset formada por Likud (Centro-Derecha), Kadima (Centro), Israel Beitenu (Derecha), Shas (ultraortodoxos sefardíes) y otros partidos menores religiosos y de derecha, así como Atzmaut (Centro), la formación de Ehud Barak.

Mofaz será el único miembro del Kadima que obtenga una cartera, si bien otros diputados del partido que creó Ariel Sharón en 2005 quedarán al frente de los comités parlamentarios de Exteriores, Defensa y Economía, entre otros.

La líder del Partido Laborista (Centro-Izquierda), Shely Yajimovich, que se convierte en nueva jefa de la oposición, lo calificó de “alianza de cobardes y el zigzag más ridículo de la historia política de Israel”.

La conformación del gobierno de unidad nacional por parte del primer ministro, Binyamín Netanyahu, y el líder de Kadima, Shaúl Mofaz, seguramente no ha pasado desapercibida en Teherán, Washington y las principales capitales europeas.

Los gobiernos de unidad nacional nacieron históricamente en circunstancias de crisis extremas, para aplicar medidas drásticas. No es que Israel actuará militarmente en este momento. Pero un gobierno de estas características tiene mayor facultad para tomar decisiones y la capacidad potencial para absorber las críticas si una eventual ofensiva contra las instalaciones nucleares iraníes fracasa o produce consecuencias inesperadas.

Encuesta previa al acuerdo

Una encuesta realizada por Haaretz-Dialog puso de relieve que el actual jefe del Ejecutivo, Biniamín Netanyhau, era el único candidato con posibilidades reales de llevarse el puesto del primer ministro, en las próximas elecciones que iban a tener lugar dentro de cuatro meses, ahora canceladas a partir del acuerdo alcanzado con Mofaz del Partido Kadima.

El Gobierno había aprobado que se envíe al Parlamento una ley para la convocatoria de elecciones generales anticipadas el próximo 4 de septiembre, informóla Oficina del Primer Ministro, Biniamín Netanyahu.

 

El 48 por ciento de los encuestados afirmó que Netanyahu es el candidato más apto para el cargo. Una diferencia abismal con respecto a los tres candidatos que le siguen.
La encuesta sugería que Netanyahu no enfrentaría ningún rival serio; por lo tanto, como indicó el diario Haaretz, se ve que el primer ministro sabía lo que hacía cuando decidió, la semana pasada, llamar a elecciones anticipadas, y no quedarse a esperar otro verano de protestas.

Además, la muestra indica que el 51 por ciento está en desacuerdo con el ex jefe del Shabak, Yuval Diskin, quien afirmó que Netanyahu y a su ministro de Defensa, Ehud Barak, son “mesiánicos”, y que no se puede confiar que ambos líderes traten con inteligencia la cuestión nuclear de Irán. En cambio, solo el 25 por ciento de los indagados acordó con la nada halagüeña descripción del ex responsable del servicio secreto.

 

 

FUENTES: Aurora – Haaretz – AJN

{lang: 'es-419'}

Suscribirse Gratis al Newsletter de Noti-Israel

Metadatos

Fecha de la nota
12/05/2012

Etiquetas de la nota



Comments are closed.