Actualidad de Israel y Comunidades Judías del mundo, ofreciendo información y artículos exentos de tendencias negativas hacia Israel.
Ads

19/06/2012

INTEGRACIÓN EN LA EMBAJADA ISRAELÍ EN NORUEGA

 

{lang: 'es-419'}
El profesor druso Naim Araidi será nombrado embajador de Israel en Noruega, mientras que Deek George, un árabe-cristiano, será el Vice Embajador de Israel, Yedioth Ajaronot informó el miércoles. Como Cónsul, fue designado un judío, llamado Revital Ben Naim.
Los drusos son una minoría religiosa que habita, principalmente, en el Líbano, Israel, los Territorios Palestinos, Siria, y Jordania. Hablan el árabe y siguen patrones sociales muy similares a los de los árabes de la zona. La mayoría de los musulmanes de la región no los consideran musulmanes, aunque ellos defienden que su religión es islámica. La mayor parte de los drusos se considera árabe.
Araidi, a pesar de profesar una religión islámica, es profesor de literatura hebrea y da clases regularmente en las Universaidades de Haifa y Bar – Ilan. En el año 2008 ganó el Premio del Primer Ministro por la categoría de Literatura Hebrea.
“Sería un gran privilegio para mí representar a Israel y mostrar su lado hermoso, así como la convivencia que a pesar de todas las dificultades sólo se puede mantener en una verdadera democracia”, dijo Araidi.
Deek, por su parte, está terminando su actividad como vice – Embajador de Israel en Nigeria.
Fuente: Yedio Ajaronot — Noti-Israel
{lang: 'es-419'}

Suscribirse Gratis al Newsletter de Noti-Israel

Metadatos

Fecha de la nota
19/06/2012

Etiquetas de la nota



Comentarios para “INTEGRACIÓN EN LA EMBAJADA ISRAELÍ EN NORUEGA”


  1. Pablo Rozentzwaig expresa que:

    Israel es solo Israel, el mejor pais del mundo, con defectos y virtudes, pero el mejor, solo es querer ser israeli de verdad y tendran todos los derechos y todos los privilegios, asi como sus obligaciones con ese pequeño gigante pais.

  2. margarita marquez expresa que:

    Bendiciones pueblo de Israel. desde que era joven siempre sone despierta, pensando que algun dia yo podria vivir en Israel. Nada pierdo con sonar verdad