Actualidad de Israel y Comunidades Judías del mundo, ofreciendo información y artículos exentos de tendencias negativas hacia Israel.
Ads

13/08/2012

ISRAEL Y CHINA AFECTARÁN LAS VÍAS MARÍTIMAS GLOBALES

 

{lang: 'es-419'}

Israel y China han firmado un acuerdo para construir un ferrocarril que conecte el puerto de Eilat, en el sur de Israel, con sus puertos del Mediterráneo en Ashdod y Haifa.

El proyecto conjunto de miles de millones de dólares proporcionará a la navegación comercial la posibilidad de evitar utilizar el canal de Suez a los buques de línea que, desde el Mediterráneo, traten se acceder a las vías marítimas más importantes en el Océano Índico y los puertos del este de África y Asia meridional, y viceversa.

 Sin embargo, es más que una empresa conjunta de mutuo interés comercial, por importante que sea – China, una potencia mundial emergente, quiere ampliar las rutas del comercio mundial, e Israel, con su floreciente sector de alta tecnología, tiene objetivos similares -.

 Para Israel, el valor estratégico de este proyecto ferroviario puede ser incluso más importante que sus beneficios comerciales. De un solo golpe, proporciona a Israel una relación directa con los cargamentos que yendo a Eilat desde el Océano Índico a través del Mar Rojo y de allí al golfo de Aqaba, pueden dirigirse a continuación, a través de la nueva vía férrea, a Europa, el norte de África y más allá a través de Ashdod y Haifa. El canal de Suez dejaría de ser una herramienta para Egipto – ahora gobernado por los Hermanos Musulmanes – para presionar con el bloqueo a la navegación israelí.

 Lo cual, estratégicamente hablando, no es una amenaza para tomarse a la ligera. La guerra de 1967 entre Israel y Egipto fue provocada en parte por el bloqueo decretado por el presidente egipcio Nasser contra la navegación israelí a través de los Estrechos de Tirán – una vía marítima vital entre el Golfo de Aqaba y el Mar Rojo -. Posteriormente, el tratado de paz de 1979 entre los dos países fue elaborado con el fin de estipular que los Estrechos de Tirán serían aguas internacionales abiertas a todos.

 El ministro israelí de Transporte, Israel Katz, encabezó una delegación de 12 miembros que viajó a Beijing para la ceremonia de la firma. Parte de los 20 billones de shekel serían asumidos por el Banco Industrial de Desarrollo de China, con Israel al frente de la parte operativa. Las compañías chinas esperan ganar la mayoría de los proyectos de construcción.

 El Primer Ministro Netanyahu declaró que este proyecto ferroviario es un proyecto de prioridad nacional. La línea de unos180 kilómetrosse espera que reduzca el tiempo de viaje entre Tel Aviv y Eilat a dos horas, un nuevo catalizador para el desarrollo del Néguev, que junto conla Galilea, se espera que tenga un interés cada vez mayor para el crecimiento económico y demográfico de Israel en los próximos años.

 Sin embargo, el elemento estratégico es sumamente importante, puesto que Israel pone más peso sobre la seguridad en una región turbulenta y aún más incierta por los resultados ominosos derivados de la “primavera árabe”.

 Como asegura el Dr. Aaron Lerner, director del Independent Media Review Analysis: “¿Qué país de la región tendría la chutzpa de interferir en el funcionamiento de un sistema de transporte que tiene conexión con el gobierno chino?”

Autor: Leo Rennert – American Thinker

Traducción: Safed-Tzfat http://safed-tzfat.blogspot.com

 

 

 

{lang: 'es-419'}

Suscribirse Gratis al Newsletter de Noti-Israel

Metadatos

Fecha de la nota
13/08/2012

Etiquetas de la nota



Comments are closed.